Un pequeño local, un carrito en la plaza o un pequeño espacio de comercio: cualquiera sea el formato, las bodegas están presentes en nuestro día a día. Más allá de dar un servicio, o de ser el lugar de encuentro del barrio, tienen un rol de carácter social no tan conocido.

En la actualidad, uno de los retos a los que se enfrentan las bodegas es la competencia de las grandes cadenas, por lo que la creación de un negocio formal es una de las claves para la supervivencia. “Existen diversos trámites burocráticos que muchas veces desalientan la formalización de las bodegas y esto es preocupante porque se trata de unidades de negocio que muchas veces son el sustento familiar”, explicó Andrés Choy, Presidente de la Asociación de Bodegueros del Perú (ABP), durante el Encuentro Internacional de Negocios Bodegueros 2017, realizado en Lima.

Sobre el ingreso de estos nuevos negocios por conveniencia, el Presidente de la ABP aseguró que las bodegas tradicionales están listas para competir, y que se están formando para mejorar su nivel de servicio.

Bodegeros
Andrés Choy, Presidente de la Asociación de Bodegueros del Perú durante el Encuentro Internacional de Negocios Bodegueros 2017.

Andrés Choy, Presidente de la Asociación de Bodegueros del Perú durante el Encuentro Internacional de Negocios Bodegueros 2017.

Mayor capacitación para ser más competitivos

“Hemos visto que muchas bodegas han sido cerradas de manera abrupta, sin que sus dueños sean capacitados”, señaló Choy. Por ello, esta asociación busca ser un ente de defensa de los bodegueros ante las entidades correspondientes del Estado.

En esa línea, el proyecto de ley Nº 990/2016, presentado por la congresista oficialista Ana María Choquehuanca, espera lograr un seguro de salud, un seguro de pensiones, capacitaciones, libre organización y compras conjuntas para alcanzar mejores márgenes de ganancia. “En la actualidad, los márgenes de las bodegas son tan pequeños que solo alcanzan para la subsistencia”, indicó Choy.

En ese sentido, Choy resaltó el apoyo de Arca Continental Lindley —embotelladora de Coca-Cola Perú— por trabajar constantemente con las mujeres bodegueras, a través de la Escuela de Desarrollo de Negocios (EDN). Esta iniciativa que está dentro del marco del programa global de empoderamiento de la mujer, 5by20 (en inglés), se realiza exitosamente desde el 2004, y ha logrado capacitar a más de 30 mil mujeres bodegueras en materias de marketing, contabilidad, tributación y finanzas.

La Escuela de Desarrollo de Negocios ha permitido que las ventas de muchos de estos negocios crezcan en promedio un ocho por ciento. “Utilizamos metodología diversa, como juegos, dinámicas grupales e incluso actores, elementos que estimulan el aprendizaje de nuestro público beneficiario”, cuenta Víctor Guaylupo, líder del proyecto y capacitador en la escuela.

Si quieres saber más del programa de Escuela de Desarrollo de Negocio, lee esta nota.