Existe un dicho popular que viene a la memoria cada vez que pensamos en preservar nuestros libros: “quien presta un libro es un tonto, pero es más tonto quien lo devuelve”. En la región de Áncash, al norte de Perú, diez jóvenes se atrevieron a hacer algo más que discrepar: demuestran que prestar los libros y tenerlos de vuelta es posible. Así, en 2013, nació Biciteca Chimbote, un proyecto que replicaba a la original Biciteca Trujillo, fundada meses antes, que se propuso prestar los libros a cualquier ciudadano solo con dos requisitos: devolverlos y disfrutarlos.

Para lograr su propósito, estos jóvenes sabían que lo primero era crear una biblioteca itinerante, para luego pasar a recolectar libros y salir a la búsqueda de lectores: “Queríamos demostrar que se puede confiar en las personas, que existen personas confiables”, explica Lesly Blas, Coordinadora de Biciteca.

El objetivo era no sólo captar a lectores habituales, sino a ciudadanos poco interesados por los libros. Y es que, como asegura Lesly, “la razón de que esta biblioteca sea itinerante era eso: promover un hábito de lectura, basado en la confianza”.

Lesly Blas, coordinadora de Biciteca Chimbote, se ha puesto a la espalda el reto de demostrar que sí es posible prestar libros.

Una semilla cultural en Chimbote

“Biciteca Chimbote se inspiró en esa buena costumbre que teníamos entre amigos de prestarnos nuestros libros, y quisimos que más gente pudiera hacer lo mismo”, recuerda Lesly, quien además de Gestora Cultural es especialista en Turismo. El resultado de la iniciativa es todo un éxito: ya beneficiaron a más de 500 personas, quienes no sólo accedieron a un libro sin necesidad de comprarlo, sino que lo han devuelto para que el circuito siga funcionando.

La revolución de lectura y confianza que ha realizado el proyecto en Chimbote le ha valido el reconocimiento de gestor cultural de la ciudad y el premio como uno de los diez Protagonistas del Cambio 2017. El galardón, entregado por la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas desde el 2010, busca reconocer y potenciar el liderazgo y espíritu innovador de los jóvenes emprendedores sociales.

Coca-Cola es aliado estratégico de Protagonistas del Cambio desde hace más de cinco años, y colabora activamente en el éxito de la organización.

Si quieres conocer más proyectos de emprendimiento social, lee esta nota