Con la sostenibilidad como parte de su ADN, y la protección del medio ambiente como prioridad, Coca-Cola trabaja en proyectos concretos enfocados en el cuidado del agua.

Consistente con este objetivo, al cierre de 2015, el Sistema Coca-Cola - que integra a la Compañía y a sus socios embotelladores – alcanzó la meta global de reabastecimiento a la naturaleza y comunidades del agua equivalente a la cantidad que se utiliza en el volumen total de ventas. Con este logro, Coca-Cola es la primera Compañía del ranking Fortune 500 en alcanzar un objetivo de reabastecimiento de agua de gran magnitud.

La Compañía ha reabastecido a la naturaleza más de 191 millones de litros de agua, a través de la ejecución de 248 proyectos en 71 países enfocados en acceso al agua potable, protección de cuencas y agua para usos productivos.

A nivel mundial, el Sistema Coca-Cola también anunció progresos en cuanto al uso eficiente de agua en sus plantas. La Compañía y sus socios embotelladores han incrementado la mejora en la optimización de uso de agua en 27% desde el 2004.

Este resultado se ha estimado en base a una evaluación global de uso de agua validada por LimnoTech y Deloitte en asociación con The Nature Conservancy.

En Perú

En nuestro país, la Compañía está trabajando en un innovador programa de reposición de agua, limpieza del aire y la protección ante posibles sequias en la Biósfera de Oxapampa, una zona afectada por la deforestación que ha causado la alteración del ecosistema. Una de las funciones del bosque es actuar como “esponja” para absorber la humedad del ambiente que luego pasa a las nubes garantizando las lluvias que nutren ríos.

El proyecto, que inició en el año 2014, en alianza con la ONG  Avina y el Instituto del Bien Común (IBC), tiene como objetivo la conservación de 1.000 hectáreas de bosque y el recupero de otras 700 en zonas de captación de agua por medio de incentivos a agricultores de la zona, tales como, entrega de semillas de rocoto o granilla para ser sembradas en otros espacios que no sean de interés hídrico. En el caso de los ganaderos, se construyen bebederos y cercos para la crianza del ganado vacuno. Así se evita la deforestación y contaminación de la zona.

En relación al cuidado del agua, en Perú, el Sistema Coca-Cola también trabaja para optimizar su uso en las ocho plantas embotelladoras que existen en nuestro territorio, en las cuales el incremento de la eficiencia en los procesos productivos es una prioridad.

Bajo esa premisa, y reforzando el compromiso sostenible de la Compañía, luego de diversas innovaciones en los procesos productivos -como estrategias de reducción y reutilización como parte central de la operación- se ha logrado mejorar el ratio de consumo de agua en más de 30% en los últimos diez años. Y lo más importante, se logró mejorar el uso de este importante elemento para las comunidades en general.