París vuelve a ser el escenario principal para los coleccionistas de Coca-Cola. Especialmente la casa de ventas Cornette de Saint Cyr, ubicada en una mansión de 1600 m², que se está preparando para organizar una venta histórica.

Tras el título "El mundo de Coca-Cola: una vida de colección", la casa de arte presentó la colección más grande de Francia, y una de las dos más importantes de Europa: la de Antonio Goncalves, un apasionado de la marca que ha cosechado los artículos de Coca-Cola en Francia y Estados Unidos por más de 25 años. Un verdadero tesoro que consiste en las piezas más emblemáticas del espíritu de la marca.

Coca-Cola en el corazón de la cultura pop desde ayer hasta hoy

En total, hay casi 1.500 objetos en exhibición y puestos a la venta en la casa Cornette de Saint Cyr, desde piezas de campañas históricas, como los famosos carteles de Papa Noel en rojo y blanco u objetos vintage, como esta bandeja repetitiva de latón que data de 1896.

Bandeja repetitiva de latón de 1896.

Durante más de un siglo, Coca-Cola tiene un lugar especial en la cultura pop. Carteles, juguetes, placas y objetos publicitarios de principios del siglo XX acompañan cada momento de nuestra vida cotidiana. Desde los primeros "refrigeradores" (enfriadores que se abren desde arriba) hasta la apariencia de la botella "Contour" a través de las campañas más hermosas, esta subasta invita tanto a los que ya están familiarizados, como a los curiosos, a un viaje maravillos al universo Coca-Cola.

Fueron seis los días en que estos artículos se exhibieron de manera pública antes de la venta. Seis días que se convirtieron en una cita libre y abierta a la que no faltó ningún amante de la marca.