¿Cómo sería que una bebida fría llegara a tus manos, en cuestión de minutos, cuando la sed ataca? Si estás en el aeropuerto o en un centro comercial y no tienes cómo buscar una máquina dispensadora, ¿podrías tener una bebida refrescante llevada directamente hacia donde estás?

Teniendo esto en cuenta, actualmente Coca-Cola está probando un robot de servicio en sus oficinas en Berlín, Alemania. El nuevo colega tiene un metro de altura, es un poco frío al tacto y no dice mucho.

Imagina el escenario: un asociado de Coca-Cola termina su almuerzo, pero se queda sediento y en su camino se encuentra con este robot. Mientras se detiene por el asombro, el robot continúa deslizándose hacia la recepción, donde finalmente se detiene frente a una mujer sentada en un sofá.

Ahí, pacientemente la deja tocar su vientre de robot, que responde entregando una lata refrigerada de Coca-Cola, gira sobre sus talones (¿o ruedas?) y se aleja.

A diario, Coca-Cola busca cómo mejorar su servicio a través de la tecnología.

El robot de servicio: ¿qué puedo conseguirle?

La palabra "GoCart" está impresa en el pecho de este robot de servicio. GoCart está rodeado por un equipo de seis miembros claramente extasiados por la tarea que acaba de completar. La pregunta central es: ¿Cómo puede Coca-Cola mejorar su servicio?

Las máquinas dispensadoras son fantásticas, y es difícil imaginar la vida sin ellas. Sin embargo, tienen una gran desventaja: están en un lugar fijo y tienden a no estar donde la sed ataca. Pero la oportunidad llegó en 2014 en el momento adecuado durante una feria de electrónica.

Los miembros del equipo de I+D de Yujin Robot, una empresa surcoreana de robótica, presentaban su nueva invención: un robot diseñado para manejar tareas de servicio en hospitales o centros de vida asistidos, desde la entrega de ropa fresca a comidas y medicamentos.

De inmediato, el concepto resonó en Coca-Cola y pronto se discutió si GoCart sería capaz de transportar bebidas frías en lugares públicos como estaciones de tren o centros comerciales. Unos meses más tarde, se puso en marcha una prueba para las oficinas de Coca-Cola Berlín.

A través de la aplicación Get Happy, podrás pedir una Coca-Cola y recibirla de la mano de un robot.

¿Cómo sabe el robot dónde estoy?

¿Cómo funciona exactamente el servicio que ofrece el robot? Mediante la aplicación  Get Happy de Coca-Cola puedes llamar a GoCart y pedir tu bebida. GoCart encuentra tu ubicación a través de esta aplicación, coge una Coca-Cola y se dirige a donde estés. Mientras tanto, recibes un código en tu smartphone que te permitirá abrir el vientre del robot cuando llegue.

Pero ¿cómo hace este robot para encontrar su camino sin chocarse con paredes o personas? Los ingenieros de Yujin tienen las respuestas: dos cámaras estereoscópicas, dos sensores 3D, varios trucos técnicos y el previo conocimiento del robot sobre su entorno para acostumbrarse y crear un "plan para cada piso" en su cerebro de computadora.

Independientemente del resultado de esta primera prueba, Coca-Cola ha hecho un buen trabajo con GoCart, su pequeño y nuevo amigo.