En diversos distritos de Lima es común ver rejas en todo tipo de negocios que se convierten en un obstáculo para una atención al cliente cercana. Mediante su campaña Friendly Bars, Coca-Cola ideó una forma de darle una vuelta de tuerca a esa situación. De la mano de artistas y creativos, creó alegres diseños, con colores vivos que inspiran y brindan una experiencia única para el consumidor.

Para Magdalena Olivares, Shopper Marketing Manager de Coca-Cola South Latin CPB, el escenario ideal sería lograr superar el problema social de inseguridad que hace que los bodegueros se protejan con rejas. Sin embargo, reconoce que mientras esto no suceda, hay que apoyar a estos negocios. La Compañía, a través de Friendly Bars, busca brindar a los bodegueros innovadoras alternativas que incidan en que la relación con el cliente sea lo más positiva posible.

Un éxito asegurado

El éxito de esta iniciativa ya se ha visto reflejado en los comentarios de los primeros bodegueros de los barrios de Chorrillos y Ate, que han sido parte del proyecto piloto. “Cada vez que vengo a comprar me gusta más, llama mucho la atención y da más vida al barrio”, dice una de las vecinas del barrio. Muy entusiastas, han visto en estas rejas de diseño una oportunidad para mejorar la apariencia de sus bodegas y contar con la seguridad necesaria.

Además, sus clientes ya han notado el cambio logrado y aplauden el adiós a las frías y opacas rejas para dar paso a formas más amigables y auténticas que favorecen la interacción de bodeguero-cliente.

La campaña, que sigue en fase piloto en Lima, ya viene cosechando sus primeros frutos. Uno de ellos ha sido en la última edición del Festival de Cannes festival de cine que se celebra en la ciudad francesa de Cannes donde Coca-Cola se alzó con el Bronce en la categoría Design.  

El Festival Internacional de Creatividad de Cannes premia a las mejores campañas de publicidad a nivel mundial. Para este evento participaron más de 400 casos peruanos.