En la última década,  la responsabilidad social empresarial dejó de ser una elección para convertirse en un compromiso para las compañías y gobiernos del mundo. Así quedó en evidencia en el II Foro de Desarrollo Sostenible que, organizado por la Cámara de Comercio Americana del Perú en Lima,  reunió a algunas de las empresas más consolidadas del país, quienes expusieron sus acciones de sostenibilidad.

En el espacio “Casos de Éxito”, Verónica Bonifaz, Directora de Asuntos Públicos y Comunicación de Arca Continental Lindley -embotellador único de Coca-Cola Perú-,  explicó cómo se ha implementado la innovación sostenible en la Compañía y detalló los objetivos previstos para los siguientes años. 

El II Foro de Desarrollo Sostenible se llevó a cabo en el Hotel Marriott, ubicado en el corazón empresarial de Lima.

“En el Sistema Coca-Cola la sostenibilidad es parte de nuestro ADN. Es algo transversal porque es indispensable para asegurar que nuestro negocio sea sostenible y para alinear nuestro desarrollo empresarial”, aseguró Verónica al inicio de su ponencia.

Explicó que muchos de los indicadores de éxito alcanzados por la Compañía responden a sus iniciativas en sostenibilidad basadas en tres ejes: Bienestar, Comunidad y Medio Ambiente. Para el eje de Bienestar detalló que este se centra en ofrecer variedad de opciones a sus consumidores, además de ofrecer información clara y transparente en las etiquetas de los productos. “A través de la iniciativa Marca Única impulsamos las opciones sin azúcar, como las bebidas Zero”, explicó.

Para el eje de Comunidad, destacó que la empresa tiene programas en Perú para formar a sus principales clientes: las bodegas de barrio. “A través de la Escuela de Desarrollo de Negocios y Destapando mi Emprendimiento, se ha alcanzado capacitar a más de 50 mil clientes, y el 70% de éstos son mujeres”, expresó.

En el caso de Medio Ambiente, las acciones se dividen en tres sub-ejes que son reducir, reutilizar y reciclar. A través de estas se busca lograr que los empaques sean cada vez más sostenibles. Para ello, la Compañía viene esforzándose por lograr envases más ligeros. “Solo en el 2016 dejamos de utilizar 780 toneladas de plástico PET, y si hacemos un recuento, en los últimos cinco años hemos dejado de utilizar más de cinco mil toneladas plásticas”, señaló.

Verónica explicó que a la fecha el 30% de los envases del portafolio son retornables, y que se está trabajando para que este porcentaje aumente a 40% en los próximos cinco años. Además, aseguró que la Compañía se propuso que el 25% del plástico PET utilizado sea procedente de material reciclado.

Asegurando el agua

A nivel local, una de las acciones destacadas por Verónica fue la “Gestión participativa para la conservación, recupero y manejo de las zonas de interés hídrico en la Biosfera de Oxapampa”, donde Coca-Cola, junto con Avina y el Instituto del Bien Común, tienen como objetivo el mantenimiento de los caudales de los ríos y la calidad del agua.

Además, explicó los logros alcanzados a través de las innovadoras plantas de embotellamiento. La Planta Trujillo, por ejemplo, es a primera planta con certificación LEED Oro en Perú, en Latinoamérica y en el Sistema Coca-Cola a nivel mundial, mientras que la Planta de Pucusana, destaca por su desempeño ejemplar en la gestión del agua, además de ser un 16% más eficiente en el consumo de energía que otras instalaciones similares a nivel global.