Cada vez más empresas deciden comprometerse activamente con la sostenibilidad de su entorno y su comunidad. Para alinear y fortalecer las iniciativas que surgen de este compromiso, en 2015 la ONU elaboró la Agenda 2030 donde se ponen en manifiesto 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que incluyen metas fundamentales comunes a nuestras sociedades, como la igualdad de la mujer, la eliminación de la pobreza y la defensa del medio ambiente.

De esta manera se busca que las empresas privadas y las organizaciones civiles tengan fines en común y puedan sumar sus esfuerzos para lograrlos. Por ese motivo es tan importante difundir estas iniciativas. En Perú, desde el 2015 se organiza anualmente el foro Nexos+1: Innovación para la Sostenibilidad, fundado por la Asociación Civil Libélula.

La cita reúne a empresas líderes, emprendedores, gobiernos y cooperación internacional alrededor de discusiones sobre la innovación para el bienestar de la comunidad. Coca-Cola fue una de las empresas invitadas a exponer la forma en la que hace real su compromiso con la ODS Nº6: garantizar la disponibilidad de agua, su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

“El Sistema Coca-Cola está comprometido con diversos proyectos sociales, como reciclaje o empoderamiento de la mujer. Sin embargo, los proyectos relacionados al cuidado del agua son fundamentales porque se trata de nuestro principal insumo”, comentó Verónica Bonifaz, Directora de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Arca Continental Lindley.

Todas las acciones que realiza Coca-Cola para lograr conservar este recurso hídrico se agrupan bajo las 3Rs: Reducir, orientado a disminuir el consumo que se hace del agua a través de plantas de producción más verdes, con certificación LEED; Reutilizar, que consiste en darles otros usos a las aguas residuales de la producción, como en el riego de áreas verdes, entre otros; y Reponer, que busca reabastecer el agua utilizada en los procesos productivos.

“Como Coca-Cola somos la primera Compañía a nivel mundial en reponer a la naturaleza el 100% del agua que utiliza, a través de las 3R”, señaló la Directora.

Los asistentes al Nexos+1 pudieron conocer de manera interactiva el trabajo de Coca-Cola y aliados en la Reserva de Biósfera de Oxapampa.

El Sistema Coca-Cola presentó el proyecto en marcha en la Reserva de Biósfera de Oxapampa, en la selva central de Perú, en una forma de trabajo denominada por la Compañía como “el Triángulo Dorado”. Este consiste en agrupar a las comunidades, a las ONGs y las empresas privadas en torno a una meta común.

Junto con la Fundación Avina y el Instituto del Bien Común, Coca-Cola colabora por la conservación de los bosques y el cuidado de los ríos de esta importante reserva. Además, capacita a los pobladores para que tengan mayor cuidado con los recursos naturales en sus actividades de ganadería.

Para vivir la experiencia en primera persona, la Compañía instaló un módulo de realidad virtual en el evento. Munidos de los visores, los participantes pudieron conocer de manera interactiva el trabajo de conservación de los bosques de la Reserva.

“No conocía exactamente esta labor de Coca-Cola en la Biosfera de Oxapampa y a favor de las comunidades, pero ahora que la he podido ver de esta manera tan real, me parece estupendo. Una muy buena iniciativa”, expresó al finalizar el recorrido virtual el comunicador Renato Chumbiauca.