El agua es un recurso esencial para la vida, fuente de salud y prosperidad económica. Por eso en Coca-Cola trabajamos con las comunidades en las que operamos para reabastecer cada gota que usamos en nuestros productos y procesos productivos.

Así fue como en 2015, Coca-Cola global alcanzó anticipadamente la meta propuesta para 2020 de restablecer toda el agua que utilizamos. Y países de nuestra región –Argentina, Uruguay, Chile, Perú, Paraguay– hicieron un gran aporte en ese sentido. Conoce en este video los proyectos que nos ayudaron a lograr este ambicioso objetivo.