Tener dos niñas en casa y un niño en camino podría ser razón suficiente para que muchas mujeres se planteen abandonar el trabajo y abocarse por completo al cuidado de los pequeños. Afortunadamente, Carolina Murdoch, Portafolio Manager de Coca-Cola de Perú, no ha tenido que pasar por ese dilema.

Como otras empresas laboralmente responsables en Perú, Coca-Cola ofrece políticas internas para que tanto madres como padres alcancen el equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

Específicamente en el caso de las mujeres, Coca-Cola ha creado programas líderes para garantizar la permanencia laboral de las madres, como es el caso de Happy Mami, un programa que apunta a la incorporación paulatina de las recientes madres al trabajo.

“El Happy Mami es un sueño; cada vez que le cuento a una amiga no lo puede creer”, comenta Carolina respecto a este programa que ella misma pudo experimentar en sus anteriores embarazos. “Es una iniciativa que permite que una vez nace el bebé, y se ha cumplido la fecha del post natal, las madres regresemos a trabajar de una manera más suave, para que no sea un choque ni para la madre, ni para el bebé”, explica.

“Regresas a trabajar tantas horas como meses tiene tu bebé. Es decir, cuando cumple cuatro meses, vas cuatro horas a la oficina y así, paulatinamente, vuelves a tu rutina regular de trabajo”, comenta Carolina.

El programa MyTime de Coca-Cola le permite trabajar un día al mes desde casa, espacio que aprovecha en compartir también con sus hijas. 

Flexibilidad laboral: My time y Flex Time

Además de ello, pocas cosas motivan más a Carolina que iniciar el día sabiendo que antes de ir al trabajo, ella misma podrá llevar y acompañar a sus niñas al nido. “A mis hijas les encanta llegar acompañadas de mamá, que mamá las deje y hablar con las profesoras de cualquier cosa que necesiten. Es buenísimo”, resume Carolina sobre cómo aplica el programa Flex Time de Coca-Cola a su vida diaria.

Flex Time plantea que los trabajadores tengan flexibilidad en sus horarios de ingreso y salida. Llegar un poco más tarde y salir un poco más tarde también, es una de las fórmulas. “La idea es tratar de ordenar nuestros tiempos de tal manera que podamos hacer actividades personales”, explica Carolina.

A este beneficio se suma My Time, el programa laboral que brinda medio día libre al mes. “Yo normalmente lo uso para cuando mis hijas tienen un picnic con los amigos del nido, entonces trabajo esa mañana desde casa y por la tarde me tomo My Time, y estoy con ellas en el parque y así las puedo disfrutar y tener un lindo día sin descuidar el trabajo”.

Para Carolina, trabajar en una empresa que se compromete con el equilibrio personal y profesional de sus trabajadores solo le hace sentir orgullo y compromiso. “Me hace sentir más comprometida con la Compañía, con dar ese extra en el trabajo para que todo salga bien y a tiempo, porque valoro muchísimo las posibilidades que me brinda de cumplir con las actividades de mi vida personal”, explica.

Además, Carolina es testigo de cómo el enfoque de género que promueve Coca-Cola no queda solo en el discurso. “Cada vez somos más mujeres en la oficina, incluso en puestos gerenciales. Más del 70% de Coca-Cola Perú somos mujeres”.