El Perú es un lugar maravilloso. Su gastronomía, historia milenaria y diversidad ecológica lo convierten en un país único. Pero hay algo más que hace a nuestro país especial: su gente.

Somos 31 millones de peruanos, cada uno con su propio estilo y personalidad.

Consciente de la importancia de esta singularidad, Inca Kola emprendió una innovadora campaña con el objetivo de demostrar el sabor especial de cada persona.

Así, identificó los nombres más comunes del país: María y Juan Quispe.

Con la premisa de que más allá del nombre y apellido cada uno es diferente al resto, inició la búsqueda de todos los Juan y María Quispe que quisieran unirse a la campaña El Sabor que nos hace Únicos.


Cada peruano es único: Aquí, el divertido comercial de Juan y Maria Quispe.

Rodaje y casting

La convocatoria de esta gran legión de personas se realizó por diversos medios, desde avisos en medios de comunicación hasta en los mercados de abasto del país. Los interesados en participar se comunicaron con la agencia de publicidad para iniciar el proceso de casting. Al fin, se seleccionaron 100 Juan y María Quispe.

Todos ellos fueron invitados a formar parte de la nueva campaña publicitaria de Inca Kola. Durante tres días, los Quispe fueron perdiéndole el miedo a la cámara. Cada uno de ellos tuvo la misión de interactuar con suculentos platillos y demostrar sus habilidades en la gastronomía y el baile, para después iniciar grabaciones y convertirse en los protagonistas del singular comercial.

Durante las grabaciones, los Quispe demostraron su "sabor" único. Así, sus diferencias iban desde la forma de tomarse un selfie o sus emoticones favoritos a la hora de chatear hasta el nombre de su primera cuenta de correo electrónico -y, a que a pesar de llamarse igual, los Quispe tenían usuarios muy distintos.

Al final del rodaje se concluyó que, aunque tengan muchas cosas en común, cada uno tiene un sabor único para bailar, cocinar y hasta para “piropear”.

Repercusiones de "El sabor que nos hace únicos"

La campaña recibió muchos comentarios positivos en las redes sociales de la marca. Los Quispe y sus familias compartieron experiencias y agradecimientos, tales como el de Milagros Grados Quispe, quien escribió:

"Gracias, Inca Kola, por alegrar a mi madre. Me contó mi hermana que estuvo súper contenta y ahora no para de hablar del comercial".

Además, los mensajes resaltaron un hecho particular de este comercial: la ausencia de actores profesionales.

De esta forma, a través del lema "Cada peruano es único, y para cada uno hay una Inca Kola", la marca presentó la divertida campaña para promocionar sus presentaciones Original y Zero calorías.