¿Alguna vez te preguntaste qué pasa al interior de una planta embotelladora de Coca-Cola? Acompáñanos en un recorrido virtual de una planta Bowen & Bowen en Belice, construida hace pocos años. En este tour vamos a echar un vistazo de inicio a fin a la forma en que nuestros productos se producen, envasan y distribuyen.

Entrada de suministros

Todo el proceso de embotellado comienza con la entrada de los suministros. Todos los materiales usados en el proceso de producción se reciben y revisan. Así garantizamos la seguridad de nuestros insumos. 

Medición de la presión

Todas las plantas necesitan garantizar un suministro fiable de agua dulce. Una vez en la planta, toda el agua es tratada según rigurosos estándares de calidad. La medición de la presión y el flujo son sólo dos de los numerosos controles en todo el proceso.

Aseguramiento de la calidad

Las numerosas pruebas de calidad del agua en un laboratorio sofisticado ayudan a garantizar que nuestros productos son seguros y que se están cumpliendo las normas de la empresa.

Dando forma

La planta recibe estos frascos de plástico en forma de tubo de ensayo. Aunque no lo creas, ¡se convertirán en botellas de plástico!

Soplado

Aquí es donde esos pequeños frascos se transforman en botellas. Cada uno cae en un molde de acero y se le sopla aire caliente para crear la botella. Esto sucede muy rápido, como se puede deducir por la velocidad en que están cayendo en el conducto.

La fórmula secreta

Aquí es donde sucede la magia: la fórmula secreta reúne el agua y las burbujas para llenar cada botella.

El etiquetado

El contorno te dice lo que hay dentro. La etiqueta muestra con orgullo todos los detalles.

Botellas en fila

¡Producto terminado! A continuación: prepararlas para dirigirse al empaquetado.

Envoltorio plástico

Luego son envueltas para proteger la preciosa carga y facilitar las compras.

Botellas se apilan 

Una vez envueltos se aplian, y son llevados a las bodegas. ¡Ya casi estamos allí!

Almacén

A continuación, el producto está listo para ser enviado en camiones a nuestros clientes locales.

Retorno a la naturaleza

El agua que no llegó a ser parte de una Coca-Cola consigue una limpieza a fondo en un sistema de tratamiento de aguas residuales  antes de su vertido al río local, en este caso, el Río Belice. Bowen & Bowen se enorgullece de la calidad del agua que vuelve a la naturaleza, que ahora tiene mejor calidad que cuando fue sacada del río.