El Perú ha vivido una de las mayores emergencias climáticas de los últimos años causados por el atípico fenómeno conocido como el Niño Costero, que ha afectado con intensas lluvias el norte y centro del país. A nivel nacional, el último informe oficial de víctimas y daños registró 106 muertos, más de 163.000 damnificados y más 215.000 casas dañadas.

Ante la emergencia, Coca-Cola Perú y su socio embotellador Arca Continental Lindley iniciaron de manera inmediata un plan de ayuda que consiguió en entregar más de tres millones de litros de agua, además de poner a disposición del transporte de donativos camiones de distribución. Durante este periodo, se suspendió temporalmente la pauta publicitaria para destinar dicha inversión a la ayuda de los más afectados.

Desde el inicio de la campaña #UnaSolaFuerza, liderada por el gobierno peruano, Coca-Cola se ha mantenido con las mangas remangadas y ante el alcance del desastre ha decidido elaborar una estrategia de ayuda humanitaria contemplando diferentes fases.

Manos a la Obra es el nombre que recibe este plan, que une de manera estratégica las diversas iniciativas ya adoptadas por la Compañía. Con ello, además de continuar realizando acciones de respuesta a la catástrofe en la fase de emergencia y alivio, se amplía una fase de reconstrucción.

Junto a la ONG CARE Perú, la fase de alivio comprende la donación de kits de agua segura y kits de aseo personal. Además, se proyecta la construcción de viviendas temporales para las familias que perdieron sus hogares. Ambas acciones permitirán beneficiar a más de 10.000 damnificados de las localidades de  Áncash (Huarmey), Lima (Pucusana), Lambayeque y La Libertad, las poblaciones y regiones costeras que registraron los mayores daños.

Construyendo desde cero

Las familias beneficiadas con las viviendas se elegirán de acuerdo con una metodología desarrollada por CARE. La ejecución se realizará en coordinación con los gobiernos locales para garantizar que los terrenos elegidos sean apropiados para la construcción y se espera que el proceso de desarrollo dure entre 45 a 60 días.

La Compañía tiene como prioridad el apoyo humanitario. Es así, como desde el inicio de esta emergencia climática, Coca-Cola retiró su pauta publicitaria de radio y televisión con miras a destinar esos recursos a la donación de tres millones de litros de agua en beneficio de las zonas afectadas.

A través de CARE Perú, es posible sumarse como voluntario para preparar los kits de ayuda o formar parte de la construcción de las viviendas temporales.

Inscríbete para voluntario profesional aquí y apoya esta gran causa.

Todos somos #UnaSolaFuerza.

Si quieres saber más sobre los 3 millones de litros de agua donados, lee esta nota.