Uno de los puntos clave de Coca-Cola es responder a los gustos y necesidades del consumidor, ofreciendo un portfolio de bebidas variado que se adapte a situaciones y momentos distintos.

Precisamente pensando en ellos, la Compañía ha puesto a su disposición un variado portafolio de bebidas en el que, según sea la marca, presenta al menos una opción en bajas o sin calorías, ofreciendo también diferentes tamaños de envases.

En Perú, existen más de una docena de tamaños de envases, diseñados para que puedas llevarlos a todos lados o compartirlos. La botella más pequeña es la de 192 mililitros, de vidrio retornable; mientras que la más grande es la de tres litros, en PET no retornable. ¿Lo mejor? Que todos ellos tienen una historia detrás. ¡Atrévete a descubrirla!