La innovación, la creatividad y el compromiso con el medio ambiente son las herramientas de los bodegueros modernos. Durante el Encuentro Internacional de Negocios Bodegueros 2019, eso quedó evidenciado con la premiación de los cinco emprendedores más destacados del año por parte de la Asociación Peruana de Bodegueros.

Lis Bravo, por su contribución al medio ambiente, y Yeny Ortiz, debido a la implementación de un ingenioso sistema de seguridad, fueron las dos primeras ganadoras de una jornada que encabezó Andrés Choy, Presidente de la Asociación Peruana de Bodeguero (APB). Ambas forman parte del programa Bodega Elegida, impulsada por el embotellador de Coca-Cola Perú, Arca Continental Lindley.

“Desde hace cinco años mi negocio es una Bodega Elegida, y eso me ha permitido crecer a todo nivel. El año pasado, para Navidad, decidí regalar a mis clientes bolsas biodegradables con un mensaje a favor del medio ambiente en lugar de obsequiar almanaques. Como bodegueros tenemos que realizar estas iniciativas para ayudar al reciclaje”, contó Lis, bodeguera de San Martín de Porres, luego de recibir su trofeo.

Oscar Graham, Viceministro de la Producción, y Andrés Choy, Presidente de la Asociación Peruana de Bodegueros, entregaron el premio a Yenny Ortiz.

A su lado, Yeny, también se mostró orgullosa por la distinción. Ambas decidieron posar frente al módulo de Coca-Cola, acondicionado como la bodega de Doña Ramona. Víctor Guaylupo, Director de la Escuela de Desarrollo de Negocios de Arca Continental Lindley, las felicitó, y recordó cuánto han crecido estas dos bodegueras a partir de asistir a las capacitaciones. “Nos preocupamos por ayudarlas a innovar en sus negocios”, dijo.

En el caso de Yeny, con casi diez años de asistencia a la Escuela de Desarrollo de Negocios, ha podido potenciar la creatividad y la planificación como microempresaria. Después de sufrir algunos robos en su bodega, decidió instalar un sistema de seguridad con cuatro cámaras y dos televisores, donde los clientes pueden verse una vez que ingresan a su minimarket. Además, creó una red de prevención en su barrio.

“A fines del 2017, Coca-Cola me premió con un televisor, que lo coloqué en mi negocio para hacerle frente a la delincuencia. También creamos un grupo de WhatsApp con los vecinos para avisarnos de situaciones sospechosas. Con la colocación de una reja ya no cierro mi negocio”, contó Yeny.

Tanto Lis, como Yeny, formaron parte de los más de 300 emprendedores que acudieron a celebrar el Día del Bodeguero al Hotel Sheraton. Motivos para ilusionarse hubieron de sobra: la Congresista Ana María Choquehuanca anunció que el Reglamento de la Ley del Bodeguero ya está por aprobarse; y los presidentes de las asociaciones de Perú, Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Argentina firmaron el acta de creación de la Confederación Latinoamericana de Bodegas, para fortalecer el gremio.

Los representantes de los gremios bodegueros de Colombia, Ecuador, Uruguay, Chile, Argentina Paraguay y Perú celebraron el inicio de la Confederación Latinoamericana de Bodegas.

“Queremos que salga el Reglamento de la Ley cuanto antes para que nos ayude a tener un seguro de salud”, expresó Yeny. Aunque este no sería el único beneficio para los 414.000 bodegueros que operan en el Perú (113.000 en Lima): podrían pagar servicios públicos como si fuesen viviendas y no comercios, acceder a licencias de funcionamiento definitiva y postular a financiamientos a través de instituciones de microfinanzas.

El empuje de los bodegueros ha hecho posible que el sector se prepare para enfrentar los nuevos retos de la modernidad. Pero aún queda mucho por hacer. Ivo Gagliuffi, Presidente de Indecopi, invitó a más miembros de la APB a conocer y aplicar el Manual de Buenas Prácticas Bodegueras, accesible vía online. Mientras que Oscar Graham, Viceministro de la Producción, aseguró que la formalización se va a dar a partir de incentivos.

El Día del Bodeguero contó con más de 300 asistentes, que escucharon a expositores como Ana María Choquehuanca, impulsora de la Ley del Bodeguero. 

“Una vez que se reglamente la Ley, se va a poder crear un Registro Nacional de Bodegueros, que permitirá acceder a capacitaciones. No queremos que solo formen parte de un negocio sostenible, sino también de uno eficiente y competitivo”, refirió en su discurso de clausura. Yeny y Lis ya están experimentando esta realidad, a partir de los talleres recibidos en la Escuela de Desarrollo de Negocios.