El amor maternal no sabe de genética. Maribel Garibay lo ha comprobado con el mejor instrumento posible: su corazón. Cuando siente los abrazos de Jesús, Andrea y de los otros tres niños que tiene a su cargo en una de las ocho casas que integran el Programa Pachacámac de Aldeas Infantiles SOS Perú, el ritmo de sus latidos es un calco de los que le provocan sus dos hijas biológicas. “Madre es madre”, aclara Maribel. 

Desde que llegó a Aldeas Infantiles SOS Perú se propuso ganarse esa condición día a día. Primero fue tía, ahora es responsable familiar y ya le falta poco para ser reconocida como Madre SOS. En la casita número 8, Maribel es la madre que Jesús y Andrea han tenido. “Madre es madre”, comenta Maribel, que siempre está dispuesta a alimentarlos y cuidarlos. “Son mis niños”, se emociona.

En su rol de madre social, Maribel trabaja codo a codo con Kelly Casasola, Directora del Programa Pachacámac de Aldeas Infantiles SOS Perú.

Pero nada de esto sería posible sin las acciones solidarias, sin el donativo de miles de personas o el apoyo de organizaciones como CARE Perú y Coca-Cola Perú. Los KitCARE, el programa de canastas virtuales de alimentos que benefician al mismo tiempo a personas en situación de vulnerabilidad y a bodegueros afiliados a la red Wabi, son un excelente ejemplo de la ayuda solidaria que recibe esta Familia SOS de Aldeas Infantiles SOS Perú. 

El novedoso modelo, impulsado a partir de la alianza de CARE Perú y Coca-Cola Perú con el soporte del app Wabi, tiene el mérito de lograr un doble impacto: que un total de 636 niñas, niños y adolescentes de Aldeas Infantiles SOS Perú y 800 hogares en situación de vulnerabilidad en Lima, Piura, Junín y Arequipa accedan a víveres a través de la billetera virtual WabiPay, impulsando a su vez la reactivación económica y la digitalización de las bodegas inscritas al proyecto.

“Afortunadamente se han asociado Coca-Cola Perú, CARE y también Wabi. Hemos recibido vales virtuales con Wabicréditos para poder hacer compras muy necesarias para las niñas y niños participantes de nuestra organización”, afirma Kelly Casasola, Directora del Programa Pachacámac de Aldeas Infantiles SOS Perú. Según explica, en los meses de pandemia, la entrega de estas canastas virtuales ha significado, además, reducir el riesgo de compras en el exterior.

Marilú Martens, Directora Nacional de CARE Perú, explica cómo funciona este proyecto: “Los fondos para este proyecto se van asignando a través de la aplicación Wabipay de forma digital a las participantes del proyecto, mujeres que luego hacen efectiva esta entrega canjeándola por productos de primera necesidad en bodegas cercanas. Además de atender la necesidad, también reactivamos la economía a través de estas bodegas, creando un ecosistema productivo tanto para los beneficiados como para los negocios".

“Hacemos los pedidos con el celular, a través de la aplicación WabiPay. Así podemos escoger virtualmente cuáles son los alimentos que necesitamos. De una forma segura hacemos el pedido adelantado y también el pago”, dice Kelly, quien se siente contenta no solo de brindar los víveres que necesita Maribel para alimentar a sus “hijos de corazón”, sino también de ayudar a la reactivación de las bodegas afiliadas a Wabi.

Los alimentos y productos de limpieza, incluidos en las canastas virtuales de Coca-Cola Perú, CARE Perú y Wabi, son insumos necesarios para Maribel.

Kelly es la encargada de convertir los Wabicréditos en alimentos y productos de limpieza para todo el programa Pachacámac de Aldeas Infantiles SOS Perú y sus ocho casas con 49 niñas y niños en situación de desprotección familiar. Pero Cuidadoras SOS como Maribel son las responsables de recibir esos insumos, desinfectarlos y darles el mejor uso dentro de cada Familia SOS. “Ser Cuidadora SOS es lo mismo que ser una madre. Brindan amor y protección”, explica Kelly.

Ese instinto maternal aflora en los cuidados que Maribel asume para mantener a salvo a su Familia SOS. “Con el aplicativo WabiPay, ya no tengo esa necesidad de exponerme ni de exponer a las niñas y niños a mi cargo. Ya no tengo que salir a comprar a la calle. Simplemente estamos aquí tranquilos porque hacemos los pedidos desde el celular y los traen a casa. Para mí es maravilloso”, dice Maribel, una estricta cuimplidora del distanciamiento social.

Los KitCARE, que beneficiarán a 92 Familias SOS en nueve regiones del país, son el alivio para los meses más críticos de este año. La comida está asegurada para las niñas y niños que cuida Maribel. “Recibir estos donativos, nos permite continuar los esfuerzos en el cuidado de los niños y niñas que protegemos y canalizar fondos solidarios a cubrir todas sus necesidades” , dice. Kelly lo sintetiza en una frase: “El apoyo recibido de esta alianza de Coca-Cola Perú con CARE Perú y el apoyo de Wabi significa mantener a las niñas y niños seguros, sanos y saludables”.

Maribel es una de las más de 180 Cuidadoras SOS en los 12 programas que tiene Aldeas Infantiles SOS Perú en nueve regiones del país.

Esta iniciativa forma parte de la plataforma regional de Coca-Cola Juntos Salimos Adelante, que tiene como propósito ayudar a la reactivación de los sectores más afectados por la emergencia sanitaria: recicladores, bodegueros, organizaciones benéficas, comedores populares y hogares en situación de vulnerabilidad. Puedes encontrar más información sobre este programa, que incluye recetas e ideas nutricionales, en la página de KitCARE.