Hace un par de años, el conocido conductor de televisión Carlos Cornejo decidió que era el momento de hacer de su pasión -contar historias e informar-, una empresa de comunicación. Fue así que emprendió el camino para constituir su agencia de noticias y comunicación “La Factoría”. Pero los trámites para su formalización fueron interminables.

El recuerdo de esta experiencia volvió a su mente a mediados de 2017, a propósito de la convocatoria del premio de periodismo Ramón Remolina Serrano, que realiza anualmente la Cámara de Comercio de Lima y donde Coca-Cola es auspiciador. El tema central de este año era “Los sobrecostos de la burocracia para las empresas y vías de solución”, y Carlos no dudó en contar su experiencia. “Pensé entonces que sería bueno hablar de estos temas de una manera clara y visual. Y graficar así el sinnúmero de gestiones y oficios que había que presentar para constituir una empresa formal en el Perú. Algo que la gente entienda. Así que dije ¡vamos a las bodegas!”, cuenta Carlos.

“Junto con un compañero comenzamos las visitas a algunas bodegas y encontramos la mayoría eran informales. Nos dimos cuenta de que un gran obstáculo lo ejercen las propias municipalidades, por los montos de inversión para el proceso. Montos inaccesibles para un negocio de sobrevivencia como son las bodegas”, señala Carlos. 

"Un gran obstáculo lo ejercen las propias municipalidades por los montos de inversión para el proceso", comenta Carlos. 

Premio Coca-Cola

Para estimular la comprensión de la “Eficiencia en los procesos” Coca-Cola y su socio embotellador Arca Continental Lindley premiaron el informe periodístico “Las microempresas y pequeñas empresas, mil obstáculos para desarrollarse”. A través de este informe, difundido en septiembre del 2017, Carlos quiso hacer un llamado de atención a las autoridades peruanas pues, según explicó, muchos de los pasos para formalizarse en el Perú, “podrían simplificarse”.

Fue la claridad del informe y la apuesta visual, a través de gráficos en movimiento que recreaban los pasos a seguir para la constitución de una bodega, lo que llamó la atención del jurado de la Cámara de Comercio de Lima y de Coca-Cola, por lo que en noviembre pasado su labor fue reconocida con el Premio Coca-Cola.

Para Carlos, “el periodismo tiene una función social importante y la mirada económica de un país es algo que hay que abordar”. Por ello, aseguró que en La Factoría seguirán contando historias que tengan que ver con la vida económica del país, “desde lo más pequeño hasta lo más grande”, agregó.