La creatividad para superar las crisis está en los genes de los peruanos. Es un rasgo de identidad, como el gusto por un buen plato de comida o la preferencia por una botella de Inca Kola. Esa creatividad se hace aún más necesaria para enfrentar la emergencia sanitaria que golpea al país y por eso Inca Kola se ha aliado con el Banco de Alimentos del Perú para atender las necesidades de miles de peruanos a través de la campaña “Con creatividad se para la olla.

La meta es ambiciosa: entregar canastas con víveres en 11 regiones para que, con mucho ingenio, estas se conviertan en 580.000 platos de comida para los hogares más vulnerables. Durante el lanzamiento oficial de la campaña, en una conferencia online realizada el 24 de junio, se confirmó que las donaciones ya comenzaron a ser repartidas y que llegarán a 11 regiones de la mano de los voluntarios del Banco de Alimentos del Perú.

Para hacer posible esta campaña Inca Kola eligió al Banco de Alimentos del Perú, una ONG dedicada a mitigar el hambre en el país desde hace seis años . Con una red presente en gran parte de nuestro territorio, el Banco de Alimentos se encargará de identificar a los 14.000 hogares beneficiarios y hacerles llegar los víveres. “Nos enorgullece que marcas como Inca Kola se sumen a nuestra lucha”, Daniela Osores, Gerente General del Banco.

“El Banco de Alimentos llega a 18 regiones del país, pero tenemos una meta más grande, que es poder llegar a todo el Perú. Y es aquí donde entra Inca Kola”, aseguró Daniela Osores, quien recordó que las primeras 4.000 canastas ya fueron repartidas en comedores populares, clubes de madres, albergues y organizaciones vecinales de San Juan de Lurigancho, Villa María del Triunfo, Independencia, Chorrillos y San Martín de Porres.

Hasta el momento, se han repartido 4.000 canastas en distritos de Lima como San Martín de Porres, Villa María del Triunfo, San Juan de Lurigancho, Independencia y Chorrillos. 

Gabriel Chávez, Gerente de Marketing de Coca-Cola Perú, se encargó de explicar cómo se gestó esta fase de la campaña, que refleja el espíritu de Inca Kola vinculado siempre a la peruanidad. “En esta primera etapa nos aliamos con el Banco de Alimentos, para sumar esfuerzos y ayudar a pararle la olla a miles de personas que están atravesando una situación muy crítica; llevando más de medio millón de platos de comida”, explicó.

La ayuda humanitaria financiada por Inca Kola no es otra cosa que el impulso necesario para alentar a miles de hogares peruanos. “A pesar de la escasez que hoy enfrentamos, los peruanos nos las ingeniamos siempre para llenar con gusto nuestras mesas. Hoy Inca Kola quiere reconocerlo, e inspirarnos para que con esa creatividad que nos hace únicos las mesas de todos los peruanos sigan estando llenas”, aseguró Gabriel.

Gabriel Chávez, Gerente de Marketing de Coca-Cola Perú, y Daniela Osores, Gerente General del Banco de Alimentos, se encargaron de presentar la campaña en un evento online. 

Aldo Miyashiro, encargado de presentar el lanzamiento de la campaña, se mostró emocionado por la iniciativa. “Soy testigo de la labor del Banco de Alimentos. Me emociona saber que los peruanos se juntan para ayudar. Me emociona saber que una marca tan importante como Inca Kola está dispuesta a llegar a miles de peruanos”, afirmó, antes de hacer un pedido especial: difundir la campaña con el hashtag #ParamosLaOlla.