La suma de esfuerzos es la mejor estrategia ante la emergencia sanitaria. Por eso, Coca-Cola Perú, como parte de su compromiso regional Juntos Salimos Adelante, donó 30.000 bebidas hidratantes que llegaron a familias y organizaciones sociales gracias a la articulación del despacho de la Primera Dama de la Nación.

La cadena de solidaridad incluye a instituciones públicas y privadas como el Programa Integral Nacional para el Bienestar Familiar (Inabif), el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, el Puericultorio Pérez Araníbar y el programa social Sinfonía por el Perú. Todas ellas se están encargando de distribuir las donaciones entre los peruanos que más lo necesitan.

Todos unidos: representantes de Coca-Cola Perú, el Ministerio de la Mujer, el despacho de la Primera Dama y la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. 

Una de las organizaciones beneficiadas es Aldeas Infantiles SOS Perú. “En medio de esta difícil situación, estamos convencidos de que solo juntos saldremos adelante”, aseguró Gianina Jiménez, Gerente de Sostenibilidad y Relaciones Institucionales de Coca-Cola Perú.

Durante la entrega, la Directora del Programa Pachacámac de Aldeas Infantiles SOS Perú, Kelly Casasola, agradeció el esfuerzo conjunto de autoridades y empresas comprometidas con redoblar la solidaridad durante la pandemia. “Es muy valioso ver cómo diversas instituciones se unen para ayudar. Se lo agradecemos en nombre de nuestros niños y niñas”, afirmó.

El Puericultorio Pérez Araníbar es una de las instituciones beneficiarias de la donación de Coca-Cola canalizadas por el despacho de la Primera Dama de la Nación. 

Pero la ayuda también ha llegado hasta la puerta de miles de hogares. El programa social Sinfonía por el Perú se ha encargado de llevar parte de las donaciones a más de 2.880 familias. El Inabif, en tanto, ha hecho lo propio con 1.560 familias monoparentales y adultos mayores en nueve distritos de Lima, como Ancón, Chaclacayo y Villa El Salvador.

“Coca-Cola tiene el propósito de contribuir al desarrollo de las comunidades y atenderlas en las situaciones de más necesidad. Sabemos que estamos atravesando por una pandemia que nos está afectando a todos. Nuestra forma de contribuir es sumándonos a iniciativas como las que articula el despacho de la Primera Dama de la Nación”, explicó Gianina Jiménez.

La donación de Coca-Cola Perú incluye 24.000 unidades de Frugos y 6.000 botellas de agua San Luis, que se están repartiendo entre quienes más lo necesitan.

Esta es solo una de las diversas acciones que viene realizando el Sistema Coca-Cola Perú como parte de la plataforma regional Juntos Salimos Adelante, que tiene la finalidad de contribuir a la reactivación económica del país a través del apoyo a bodegas, recicladores y población en situación de vulnerabilidad.

La entrega de víveres y equipos de protección para más de 1.300 recicladores y el programa Mi Bodega Abierta para acompañar a los bodegueros en la reactivación y digitalización de sus negocios son dos de las iniciativas de esta plataforma.