Los años pasan, el mercado cambia y el mundo se moderniza, pero las bodegas siguen siendo los puntos de encuentro en los barrios y el símbolo de la prosperidad vecinal. Estos pequeños comercios minoristas que han logrado mantenerse vigentes en el Perú enfrentan, sin embargo, diversos desafíos. Para ello, cuentan con la ayuda de proveedores aliados como Arca Continental Lindley a través del Sistema Coca-Cola.

Durante el tercer Encuentro Internacional de Negocios Bodegueros, con presencia de representantes de Paraguay, Argentina, Uruguay, Chile, Colombia, Ecuador y Perú, se  debatieron varios de estos puntos, derivados de la reciente aprobación de la Ley General del Bodeguero, que deberá ser implementada a partir de enero 2019:

1) Fortalecer la capacitación en buenas prácticas: las más de 414.000 bodegas que existen en todo el Perú podrán tener dentro de algunos meses un Manual de Buenas Prácticas Bodegueras. El documento, que será creado por el Ministerio de la Producción (Produce), servirá para compartir consejos prácticos: desde aquellos referidos a trámites administrativos y cumplimiento tributario, hasta reciclaje y mejor atención de los clientes.

Esta propuesta consolidará el esfuerzo que viene realizando la Escuela de Desarrollo de Negocios de Arca Continental Lindley que desde su creación, en 2004, ha capacitado a más de 50.000 bodegueros en diferentes áreas como finanzas, marketing y contabilidad.

Los talleres forman parte de los programas Bodega Elegida y Bodega Elegida Platinum. Solo en 2018, 4.000 dueños de negocios —56% de ellos con estudios secundarios completos o incompletos y con un promedio de edad de 49 años y 15 horas de trabajo en sus tiendas— recibieron esta formación. “Como Sistema Coca-Cola siempre hemos apostado por la educación de nuestros clientes. Si ellos se desarrollan, nosotros también”, explicó Víctor Guaylupo, Jefe de la Escuela, quien asegura que todos los participantes han logrado incrementar en un 8% el volumen de sus ventas tras las capacitaciones.

La Escuela de Desarrollo de Negocios del Sistema Coca-Cola estuvo presente en el tercer Encuentro Internacional de Negocios Bodegueros.


2) Garantizar la formalización sin inconvenientes: la Ley General del Bodeguero, aprobada por el Congreso el pasado 30 de octubre, pondrá a este sector a la vanguardia en la formalización de nuevos negocios en el comercio minorista. Eso supone, sobre todo, hacerle frente al 76% de informalidad que existe en el país. Una de las primeras medidas para garantizar la formalización de más bodegueros es una norma por parte del Ministerio de Producción (Produce) para facilitar los permisos y autorizaciones de nuevas bodegas.

3) Apostar por el uso de nuevas tecnologías: La tecnificación es una de las principales preocupaciones de la Asociación de Bodegueros del Perú (ABP). En la actualidad, según datos del Produce, apenas el 14% de las empresas del segmento tradicional utiliza un punto de venta (POS) en el sector comercio.

Víctor aseguró que la apuesta por la modernidad es inevitable: “Los bodegueros se enfrentan a un consumidor diferente: más exigente, más tecnológico, más apurado. Se tienen que adecuar a este nuevo tipo de comprador ante la llegada de las tiendas de conveniencia”, explicó.

4) Renovar el compromiso de empoderar a más mujeres: según cifras del Sistema Coca-Cola, el 70% de los participantes en la Escuela de Desarrollo de Negocios son mujeres con familia. De ahí la necesidad de iniciativas como 5by20, que tienen como objetivo empoderar a cinco millones de mujeres al año 2020.

La historia de Jeny Ortiz es un buen ejemplo: participó ocho años consecutivos de los talleres del Sistema Coca-Cola y sigue aprendiendo. “Fue la primera empresa que se preocupó en capacitarme y eso me aportó muchísimo: me empoderó. Aprendo de las capacitaciones, pero también de mis propios compañeros, todos nos apoyamos para poder progresar”, refirió. Ahora Jeny busca que más bodegueras alcancen una autonomía plena para fortalecer sus emprendimientos.

Andrés Choy, Presidente de la Asociación de Bodegueros del Perú, recordó que las bodegas representan el 80% de los canales de salida de las bebidas no alcohólicas.


5) Potenciar fortalezas ante la competitividad del mercado: ante la amenaza que supone el crecimiento constante de las tiendas de conveniencia, las bodegas siguen teniendo varias armas a su favor. “Deben reforzar puntos fuertes como la personalización del servicio, el valor de ser un lugar de encuentro en el barrio, la relación emocional con los clientes, la rapidez de la atención, pero sumándole la tecnología”, explicó Víctor.

Andrés Choy, Presidente de la Asociación de Bodegueros del Perú, recordó que las bodegas tienen 30% más productos que las tiendas de conveniencias y representan el 80% de los canales de salida de las bebidas no alcohólicas. “Por eso se valora que Coca-Cola haya sido una de las primeras empresas en capacitar a los bodegueros y ayudarlos a lograr que sus negocios sean más competitivos”, finalizó.