El Bicentenario tiene sabor a solidaridad. Las ollas de restaurantes como el de Miriam Arcela y Angélica Ávalos, entre otras, lo han hecho posible. Así como ellas, un total de 67 emprendedores gastronómicos se unieron gracias a la iniciativa de Inca Kola para llevar 7.500 platos de comida a 79 comedores y ollas comunes en Lima, Iquitos y Trujillo.

La cadena solidaria de doble impacto lleva el nombre de Apoyando la Gastronomía Peruana a propósito de los 200 años de independencia del Perú. Esta acción, respaldada por el Sistema Coca-Cola, conformado por Coca-Cola Perú y Arca Continental Lindley, es un aporte para la reactivación del sector gastronómico y la ayuda a los peruanos más vulnerables.

“El Bicentenario, en medio de una pandemia, nos llama a unirnos para salir adelante. Esta iniciativa es una muestra de ello, de cómo un sector de pequeños emprendedores donde están los restaurantes pueden unir esfuerzos para alimentar a miles de peruanos”, explicó Alberto Martos, Gerente de Sostenibilidad de Arca Continental Lindley.

En todos los restaurantes participantes, incluida la pollería El Asar de Pucusana, se utilizaron envases biodegradables para evitar el impacto en el ambiente. 

El punto de partida se dio en el malecón de Pucusana. En el restaurante San Martincito, Miriam y sus cocineras lograron preparar 100 raciones de arroz con pollo. Unos metros más allá, en el restaurante Angelita, Angélica se sumó con sesenta porciones. Tan solo en Pucusana, seis restaurantes, incluida la pollería El Asar, participaron de la iniciativa.

Las cocinas, sin embargo, se encendieron también en otros puntos de Lima y el Perú. Durante las cuatro jornadas que duró la intervención, entre el 23 y 27 de julio, restaurantes de Lurín, Villa María del Triunfo, San Juan de Miraflores, Villa el Salvador, Pachacamac, Manchay y San Juan de Lurigancho, en Lima, así como de Moche en Trujillo y Maynas en Iquitos, lograron cumplir el reto planteado por Inca Kola: preparar 7.500 platos de comida.

Pollerías de barrio, chifas, huariques, negocios de menú criollo y cevicherías desplegaron toda su talento con mucho ingenio y solidaridad para hacer que los peruanos más golpeados por la pandemia celebren el Bicentenario con la barriga llena y el corazón contento. “Con este platito de arroz con pollo hemos adelantado nuestras Fiestas Patrias”, dijo jubilosa Carmen Álvarez, Presidenta del Comedor Popular Virgen de Lourdes.

Para Paola Palacios, Gerente de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sostenibilidad de Coca-Cola Perú y Ecuador, hay motivos para celebrar. “Esta es una demostración de que la comida nos une, y que con solidaridad muchas más mesas pueden estar servidas. Así, fomentamos el empleo, la solidaridad y la reactivación del sector gastronómico”, explicó.

Las primeras entregas se realizaron en el Comedor Popular Virgen de Lourdes de Pucusana. Unas 50 personas recibieron almuerzo y bebidas de Coca-Cola Perú. 

Poco a poco, la esperanza empieza a recuperarse tras el cierre de más de 100 mil restaurantes debido a la pandemia, según la Cámara Nacional de Turismo del Perú. Apoyando la Gastronomía Peruana y el programa Mi Cocina Segura de Inca Kola tienen ese propósito. “Como dueños de restaurantes nos sentimos muy agradecidos con Inca Kola por ayudarnos a reabrir nuestros negocios y así poder llevar alimentos a los comedores populares”, afirmó Jordi Torres, encargado de la pollería El Asar.

La iniciativa de Inca Kola ha logrado que Jordi y Nancy Rubio, sin conocerse, se conecten por un humeante y solidario plato de pollo a la brasa transportado en un empaque biodegradable, para evitar el impacto en el ambiente. “Nos alegra saber que en este festejo del Bicentenario todos vamos a estar unidos a través de una plato de comida en nuestras mesas”, comentó la vicepresidenta del Comedor Popular Virgen de Fátima de Pucusana.

La solidaridad también ha sido el ingrediente principal en el arroz con pollo de Miriam. “Me siento muy agradecida con Inca Kola por haber confiado en nosotros. Hemos cocinado con amor”, contó. Y es que ahora más que nunca la comida es un motivo para estar unidos. El reciente spot de Inca Kola lo resume bien: “La mesa está servida, pasen todos”.

La iniciativa de Inca Kola, como parte del Bicentenario, permite reactivar el rubro gastronómico y alimentar a los peruanos más golpeados por la pandemia.