Por primera vez en la historia, el Perú se convirtió en sede del Congreso Mundial de Mujeres Empresarias. Ejecutivas, directoras y emprendedoras de más de 80 países se reunieron en Lima durante tres días para discutir la forma de garantizar el empoderamiento de millones de mujeres en el mundo como parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) al 2030. El resultado se vio reflejado en la firma de la Declaración de Lima.

Marie Christine Oghly, Presidenta Mundial del FCEM (Femmes Chefs d'Entreprises du Monde), explicó a Journey que la temática abordada este año confirma los esfuerzos de las mujeres empresarias alrededor del mundo por alcanzar un mundo más justo y equitativo.

“Las mujeres han sido siempre muy sensibles sobre el problema del desarrollo sostenible, y por eso ahora en todas las compañía vemos que la violencia de género y la búsqueda de una economía circular son dos de las mayores preocupaciones”, afirmó.

La Ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz, respaldó el evento y la firma de la Declaración de Lima para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.


Mónica Mezzich, Presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias del Perú (AMEP), remarcó la importancia de hacer negocios con un enfoque de sostenibilidad: desde la igualdad de género y el cuidado del medio ambiente. “Como empresarias nos tenemos que hacer cargo de estar alineadas con los 17 ODS al 2030 para garantizar empresas verdes, negocios sostenibles y con mayores oportunidades para las mujeres”, explicó.

La presencia de más de 250 empresarias hizo aún más significativa la firma de los acuerdos asumidos al final de las tres jornadas. La Declaración de Lima por el Desarrollo Sostenible fijó metas concretas. “Esta declaración sirve para comprometer a todas las mujeres de la red FCEM a trabajar por los ODS, y a tomar conciencia de todo lo que está aconteciendo en el planeta. De nosotras depende construir un mundo mejor”, dijo Mónica Mezzich.

Una de las más entusiastas con la suscripción de este compromiso global fue la Ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz, quien destacó tres aspectos durante su discurso de presentación: “Primero, no hay nada que nos deba desanimar o decir que las mujeres no podemos. Segundo, para alcanzar la sostenibilidad es clave hacer alianzas entre todos: sector público y empresas. Y, tercero, no hay esfuerzos pequeños”.

Gianina Jiménez, Gerente de Relaciones Institucionales y Sostenibilidad de Coca-Cola Perú, moderó uno de los paneles durante el Congreso. 

El medio ambiente y el rol de la mujeres en el cuidado del planeta fue uno de los temas que se discutieron en el panel “Women Champions: empresarias líderes que inspiran y construyen un mundo sostenible”. Gianina Jiménez, Gerente de Relaciones Institucionales y Sostenibilidad de Coca-Cola Perú, se encargó de moderar este espacio. Los compromisos por Un Mundo Sin Residuos y 5by20 para empoderar 5 millones de mujeres al 2020 fueron la principal carta de presentación.

 

Gianina recordó que si bien el 66% del trabajo del mundo es realizado por mujeres y apenas el 10% de las ganancias totales las beneficia, las brechas pueden continuar cerrándose a partir del compromiso de más empresas. “Cuando empoderamos a una mujer sabemos de que eso se revierte en sus familias, en sus hijos y en sus comunidades. En Arequipa, por ejemplo, Coca-Cola Perú lo ha logrado, empoderando a más de 100 recicladoras que nos están ayudando a impulsar una economía circular de los residuos”, explicó.

Rosario Bazán, Fundadora y CEO de Danper —una empresa agroexpertadora con una amplia trayectoria en empoderar a sus trabajadoras—, fue la encargada de abrir el panel. “Está demostrado que en la medida que las mujeres se incorporan a mercado laboral formal se convierten en agentes de cambio de su propio destino”, dijo, tras recordar que el 44% de la fuerza laboral del Perú es femenina: siete millones mujeres en total.

Otra de las integrantes del panel fue Albina Ruiz, actual Asesora del Ministerio de la Producción y Fundadora de Ciudad Saludable. A través de su trayectoria como ambientalista y promotora de la formalización de miles de recicladoras en el Perú, demostró que los cambios sí son posibles: “Podemos ayudar si le compramos a empresas que impulsan la igualdad de género, la reducción de la pobreza y el cuidado del ambiente”.

Empresarias como Rosario Bazán, Fundadora de Danper, mostraron los esfuerzos realizados en el Perú por empoderar a miles de mujeres desde el sector privado. 

El evento se cerró con la firma de la Declaración de Lima, con la presencia de Diego de la Torre, presidente de la Red Pacto Mundial Perú; pero también con la suscripción del Convenio entre FCEM y ONUDI para promover la economía circular. Por último, Marie Christine Oghly se encargó de sembrar un árbol en el Parque Abtao de San Isidro, como símbolo del compromiso de las empresarias por un mundo más sostenible.