El Perú tendrá la oportunidad de ganar una vez más el “Desafío de Ciudades” o “One Planet City Challenge” (OPCC), organizado por Fondo Mundial para la Naturaleza (World Wildlife Fund – WWF). En la edición 2017-2018, que premia a la ciudad más amada del mundo, tres son las candidatas peruanas que competirán junto a otras 47 de 25 países a nivel global: Magdalena, San Isidro y Miraflores.

La iniciativa impulsada por WWF desde 2011, tiene como objetivo agilizar la transición de las ciudades hacia un futuro sostenible. El proceso para llegar a conseguir este título incluye la participación de diferentes actores implicados en la sostenibilidad de los espacios urbanos: los gobiernos a cargo de las ciudades a través de sus planes y acciones; la evaluación y asesoría de un jurado de expertos, y la participación de los ciudadanos puede votar. Todos validarán los esfuerzos de cada candidata por lograr reducir la tasa de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero que se producen en las ciudades.

Una vez superada la etapa de preselección, Magdalena, San Isidro y Miraflores serán evaluadas por un jurado internacional, especialista en sostenibilidad urbana. Si bien, como en todas las ediciones, se tendrá en cuenta el nivel de innovación, compromiso e impacto de las agendas climáticas de cada ciudad y cuán alineadas están con el cumplimiento del Acuerdo de París, el enfoque temático para la actual edición está relacionado al transporte sostenible y la movilidad urbana.

Todas las candidatas, entre las que se encuentran ciudades latinoamericanas como Santiago (Chile), Quito (Ecuador), Cali (Colombia), Belo Horizonte (Brasil) y Guadalajara (México) deberán demostrar cifras sobre la reducción de emisiones; planes ambiciosos sobre movilidad y esfuerzos concretos para consolidar otras formas de transporte más amigables con el Medio Ambiente. En paralelo, los ciudadanos podrán votar hasta el próximo 30 de junio, ingresando al portal www.WeLoveCities.org, por su ciudad favorita.

“A través de We Love Cities alentamos a las municipalidades a que desarrollen planes de acción realmente ambiciosos adaptando medidas de sostenibilidad, para impulsar un futuro sostenible basado en ejes como la energía renovable’’, explica Mariela Cánepa, Directora de Políticas de WWF Perú, quien confía que las tres candidatas peruanas puedan obtener los votos necesarios para destacarse en los primeros lugares.

Por el momento, Magdalena se ubica en el segundo lugar del concurso donde se presentaron más de 411 ciudades. El distrito costero, con más de 50.000 habitantes, ha emprendido una campaña a través de las redes sociales, tal como incentiva We Love Cities, para involucrar a la ciudadanía a compartir lo que más aman de sus respectivas ciudades y proponer nuevas iniciativas en materia de reciclaje; calidad de aire y agua; degradación del suelo, y transporte sostenible, entre otros aspectos.

Los votos de la campaña We Love Cities no tendrán influencia en la selección de ganadores que realice el jurado de One Planet City Challenge. Pero, de todos modos, la ciudad vencedora de la campaña online será destacada por su compromiso ambiental y por el rol activo de todos sus ciudadanos.

A diferencia de Magdalena, que se estrena en este concurso bianual, Miraflores y San Isidro, dos de los distritos más activos en materia ecológica y de sostenibilidad, volvieron a participar como en la edición 2015-2016, donde obtuvieron el octavo y el décimo lugar respectivamente. El desafío será superar a la vigente ciudad más amada, Bogor (Indonesia), que obtuvo la mayor cantidad de votos hace dos años.

En el caso de San Isidro, su plan integral de movilidad sostenible, con más ciclovías y espacios verdes, la coloca como una candidata de fuerza. Mientras que Miraflores tiene como respaldo la campaña financiera para que más empresas y restaurantes adopten prácticas ecoeficientes utilizando menos recursos y reduciendo sus desechos.

Si quieres conocer sobre empaques sostenibles, haz clic aquí.