No hay obstáculo que la fuerza de una mujer no pueda superar. Contra cualquier tipo de desafío o adversidad, ellas siempre sacan la energía necesaria para salir adelante. Por eso Coca-Cola decidió asumir el compromiso mundial de acompañarlas en sus metas. Para eso creó la iniciativa global 5by20 para ofrecer herramientas de desarrollo a 5 millones de mujeres y se fijó lograrlo al cierre del 2020.

La iniciativa se materializó en cada país a través de programas de capacitación en negocios, becas de estudio o asistencia a través de la Fundación Coca-Cola. En Perú, la Compañía decidió trabajar con dueñas de bodegas y con recicladoras a través de tres programas que llegaron a 24.327 mujeres de distintos rincones del país.

“Las mujeres tienen el poder de transformar sus vidas, de desarrollarse económicamente y de permitir que sus familias, otras mujeres a su alrededor y las economías locales prosperen. Por eso, en Coca-Cola nos fijamos la meta de empoderar a 5 millones de mujeres en el mundo para 2020”, explica Sandra Alencastra, Directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sostenibilidad de Coca-Cola Perú.

Las bodegas son un elemento fundamental de la cadena de valor de Coca-Cola y, en su mayoría, están dirigidas por mujeres. Estas tenaces emprendedoras son, muchas veces, jefas de hogar y los ingresos de sus familias dependen del éxito de sus emprendimientos.

Y acompañarlas para alcanzar ese éxito es el propósito de la Escuela de Negocios de Coca-Cola Perú y Arca Continental Lindley, que ofreció a miles de bodegueras talleres en temáticas como marketing, finanzas, manejo del portafolio y sostenibilidad.

“Las mujeres transforman. El mensaje es que estamos ayudando a que esa persona que te atiende, que puede ser tu mamá, tu hija o tu hermana, se empodere para salir adelante a través de un negocio. Si son capaces de sacar adelante a sus familias, por qué no van a ser capaces de sacar adelante al país cuando estén unidas. Nosotros estamos ayudando a que eso suceda”, comenta Víctor Guaylupo, Jefe de la Escuela de Negocios.

“Destapando mi Emprendimiento” es otro programa de capacitación ejecutado por nuestro socio embotellador Arca Continental Lindley que permitió que cientos de mujeres emprendedoras reforzaran su desarrollo personal y la gestión empresarial y financiera de sus pequeños negocios.

Y, desde el lado del reciclaje, cientos de recicladoras participaron en Recicrece, un programa impulsado por Coca-Cola Perú, Arca Continental Lindley y San Miguel Industrias y ejecutado por Aprenda.

Las capacitaciones del programa Recicrece buscaron el fortalecimiento técnico de las actividades de reciclaje y la aplicación de medidas de prevención en seguridad y salud ocupacional. Además se desarrollaron sesiones de acompañamiento y asesoría especializada para que sus organizaciones de reciclaje implementen planes de mejora técnicas, protocolos de seguridad y cumplan los requisitos para formalizarse.

“Estamos comprometidos con las mujeres peruanas y por eso estamos muy orgullosos de lo que ha significado 5by20 para la Compañía, no solo porque hemos logrado capacitar a más de 24.300 peruanas, sino porque estas iniciativas nos han permitido conocer a grandes mujeres que nos recuerdan día a día que la clave para el desarrollo económico es avanzar de manera colaborativa e inclusiva”, sostiene Sandra.

Mujeres empoderadas

Sonia Hilario, empresaria del reciclaje y fundadora del centro de acopio GH SAC, agradece el respaldo que le ha brindado la Compañía a través del programa Recicrece. “Nos hizo sentir el apoyo de parte de Coca-Cola, que se preocupan por nosotros, comenta.

“Quiero inspirar a otras mujeres con mi ejemplo; demostrando con mi trabajo”, dice, sobre cómo ella, a su vez, capacita a Nimar y Graciela, dos mujeres venezolanas que trabajan con ella desde hace algunos meses.

“Las mujeres tenemos la capacidad para salir de cualquier problema. Las mujeres somos valientes por naturaleza”, asegura Sonia.

Lis Bravo, dueña de una bodega en San Martín de Porres, fue capacitada por la Escuela de Negocios y recibió una serie de herramientas para mejorar el desempeño de su emprendimiento.

“Cuando se hacen las cosas bien, sin esperar una recompensa, las recompensas llegan solas. Por eso recomiendo a todos mis colegas bodegueros que asistan a las capacitaciones. Se aprende mucho”, asegura.

Y así como Sonia y Lis, son miles las mujeres en Perú que seguirán siendo apoyadas por Coca-Cola, en el marco de la meta global 5by20 de la Compañía.