La segunda fase de Mi Bodega Abierta de Inca Kola, el programa de apoyo a bodegas de Coca-Cola Perú y Arca Continental Lindley, busca acompañar la reactivación segura de estos negocios, aliados incondicionales de los vecinos del barrio.

Las bodegas del Perú han cumplido un rol fundamental durante la pandemia. Abriendo sus puertas incluso en los momentos más difíciles, estos pequeños negocios han permitido que los barrios y sus vecinos se mantengan abastecidos de manera segura.

Y no podemos dejarlos solos. Por eso, el Sistema Coca-Cola lanzó el 2020 el programa Mi Bodega Abierta de Inca Kola, para acompañarlos en su reactivación a través de capacitaciones virtuales y la entrega de equipos de protección.

Ahora, el programa Mi Bodega Abierta de Inca Kola se ha renovado para facilitar que las bodegas del Perú atiendan a sus vecinos de manera segura y los bodegueros puedan potenciar sus negocios y generar más ingresos para sus familias, en un contexto en el que los retos que enfrenta el canal tradicional no han terminado.


Las capacitaciones de la Escuela de Negocios de Coca-Cola se ampliarán este segundo año para llegar a través de plataformas virtuales a más bodegueros y bodegueras, de modo que 10 mil emprendedores puedan reforzar sus conocimientos en áreas como márketing, sostenibilidad, bioseguridad y finanzas.

Otro de los componentes del programa es la entrega de miles de protectores faciales elaborados con materiales reciclados por Imaginarios Perú y Waysted, que permitirán que los bodegueros se cuiden a sí mismos y a sus clientes.

Una tendencia clara que nos ha dejado la pandemia es el crecimiento del delivery, así que Mi Bodega Abierta de Inca Kola también entregará a los emprendedores del canal tradicional los materiales necesarios para que los comerciantes puedan repartir sus productos a domicilio para incrementar sus ventas y llegar a más clientes de forma segura: entre el mes de abril y junio, se sortearán 250 mochilas y 15 triciclos para delivery entre todos los participantes de las capacitaciones virtuales de la Escuela de Negocios de Coca-Cola.

El impulso que han experimentado los negocios de bodegueras como Mery y Lily muestran que el programa Mi Bodega Abierta de Inca Kola también está alineado con el compromiso global de la Compañía para acompañar el desarrollo económico de las mujeres. Hasta fines del 2020, Coca-Cola Perú logró capacitar a casi 24.000 bodegueras, en el marco de la iniciativa global 5by20, que alcanzó a cinco millones de mujeres en todo el mundo.

Si deseas inscribirte en los cursos virtuales de la Escuela de Negocios y sumarte a esta iniciativa, ingresa al portal de Mi Bodega Abierta.