Con el objetivo de impulsar la igualdad de género y erradicar la violencia contra la mujer, el Grupo RPP, Coca-Cola y Arca Continental Lindley organizaron el primer foro Mujeres de Cambio, que el pasado 23 de noviembre reunió a 300 invitados en la Universidad de Lima. El balance del encuentro se tradujo en un documento con aportes para lograr la plena autonomía económica, política y social de millones de mujeres peruanas.

Frida Delgado Nachtigall, Vicepresidenta de Grupo RPP, entregó a la Ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ana María Mendieta, el resumen de las conclusiones derivadas de las tres sesiones del evento. También fueron incluidos tres informes del Instituto Integración con propuestas de solución.

Las sesiones Mujeres Emprendedoras (ámbito económico), Mujeres Empoderadas (ámbito político) y Mujeres Inspiradoras (ámbito social) analizaron la actualidad de la situación de la mujer desde diferentes aristas.

Carmen Correa, Directora de Alianzas de Pro Mujer, destacó las enormes oportunidades de desarrollo que se están perdiendo debido a las desigualdades sufridas por las mujeres. Un dato bastó para graficar su posición: en caso de que existiera una plena equidad de género, el Producto Bruto Interno (PBI) del mundo al año 2025 podría ser 20% mayor al que existe en la actualidad y hasta un 30% superior en el caso de América Latina.

En cuanto al desarrollo de las mujeres en ámbitos políticos, si bien seis países de Latinoamérica figuran entre los diez con más mujeres en sus parlamentos (Bolivia, Granada, México, Nicaragua, Costa Rica y Cuba), el acoso político limita la autonomía de todas ellas. “Cada vez son más los partidos que aumentan su presencia femenina, pero el problema se da cuando llegan al poder debido a una cultura machista dentro de la política”, subrayó José Ángel Aquino, ex Magistrado de la Junta Electoral de República Dominicana, quien cree que el acceso al voto y a las listas parlamentarias aún no son una garantía de igualdad de género.

La ex Senadora española, Elena Diego, y la ex Presidenta del Consejo de Ministros del Perú, Ana Jara, participaron del panel sobre autonomía política.

En ese sentido, Elena Diego, ex Senadora española, consideró que “la violencia contra las mujeres es una cuestión de poder, por eso es necesario pasar de la teoría a los hechos, para lograr que en la realidad las mujeres hagamos valer nuestros derechos”.

En la tercera sesión, referida a la autonomía social de las mujeres, Ana Angarita, Representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas, explicó la importancia de centrar los esfuerzos en garantizar a las mujeres “el poder de decidir por ellas mismas”, teniendo en cuenta la diversidad de necesidades y preocupaciones que tienen las mujeres según su origen étnico, cultural, lingüístico, territorial e histórico.

“De ahí la importancia de contar con políticos que fomenten el empoderamiento de la mujer y la igualdad de género a través de un adecuado servicio de salud sexual reproductiva y una educación integral en todos los colegios”, enfatizó la ponente, quien compartió la mesa con el argentino Sebastián Essayag, experto de las Naciones Unidas en masculinidades, y Miguel Ramos, especialista en violencia de género y masculinidades de la Universidad Cayetano Heredia, quienes, ratificaron la necesidad de que los hombres se sumen a la lucha por la equidad. “Toca cuestionarnos los patrones más hondos a través de un proceso de reeducación que debe empezar en las escuelas”, dijo Miguel.

“Ha sido una fantástica jornada con mucha información, mucho debate y mucha inspiración. Eso es lo que queríamos hacer cuando diseñamos Mujeres de Cambio: poner información al alcance de la gente, inspirar contando historias de mujeres que han logrado sus sueños para así poder cambiar la situación que hoy vivimos en el Perú”, sostuvo Frida Delgado Nachtigall.

La Ministra Mendieta, en tanto, recordó el compromiso del presidente Martín Vizcarra de erradicar el machismo y la violencia contra las niñas, adolescentes y mujeres peruanas. En ese sentido, destacó que la autonomía económica, física y en la toma de decisiones es fundamental para garantizar el ejercicio de una ciudadanía plena de todas las peruanas. “Muchas veces las mujeres no salen del ciclo de la violencia por dependencia económica. Por ello resulta prioritario el trabajo articulado para derribar todas las barreras que limitan la autonomía económica de las mujeres”, afirmó.

Más de 500 personas acudieron a la Universidad de Lima para participar del primer foro Mujeres de Cambio, auspiciado por Coca-Cola y Arca Continental Lindley.