¿Qué tan distinto puede ser vender 800 emparepas —un mix de arepa y empanada— y dirigir la planta de Coca-Cola en Pucusana que produce 1.200 botellas por minuto? Para María José, emprendedora del Milagro Gastronómico de un colegio en el barrio de Independencia, no existe mayor diferencia. Es cierto que a cualquiera le temblarían las piernas si tuviera que dirigir Arca Continental Lindley por un día, pero para esta adolescente de 16 años solo hace falta un ingrediente infalible: fuerza de voluntad.

Cuando le plantearon reemplazar a Juan Félix Alba, Gerente General de Arca Continental Lindley —socio embotellador de Coca-Cola en el Perú—, María José no lo pensó dos veces y aceptó en el acto. Como parte de la campaña #NiñasConIgualdad, la joven, que aún cursa el cuarto año de secundaria, asumió el reto de dirigir la planta de Pucusana por un día sin imaginar que tendría mucho por hacer.

Ni bien llegó a la sede de Arca Continental Lindley, a 64 kilómetros al sur de Lima, María José se encontró con que las 66 hectáreas de la Planta eran mucho más grandes de lo que había pensado. Con nueve líneas de producción, más de 700 trabajadores y un almacén del tamaño de cuatro canchas de fútbol, comprendió que tendría que afinar todos sus sentidos para estar a la altura de las circunstancias.

Juan Félix Alba se encargó de ponerla al tanto de los aspectos más importantes de la planta, entre los que destacó la capacidad de producción anual de mil millones de bebidas y la responsabilidad de distribuir el 55% del total de productos del Sistema Coca-Cola que se consumen en el país. A su vez, le explicó el cuidado que tienen en el uso del agua y la reutilización de envases que realizan a través de Un Mundo Sin Residuos. Finalmente, conversaron sobre el compromiso de trabajar de la mano con la comunidad de Pucusana, en particular con mujeres emprendedoras como ella.

María José asumió el mando como parte de la campaña de Plan International que busca empoderar a niñas en 72 países del mundo, y durante su jornada, se dio cuenta de que no estaría sola en este desafío. Juan Andrés Lazo, Director Industrial de Arca Continental Lindley, la acompañaría como consejero. “Aquí tenemos a la nueva jefa”, dijo al recibirla con una sonrisa ante la presencia de los principales responsables de la operativa de la planta.

EL PODER EN SUS MANOS

En sus primeras palabras como la Gerente General más joven en dirigir la Planta Pucusana, compartió su deseo de un mundo más equitativo: “Les agradezco por esta oportunidad. Me siento muy orgullosa de estar aquí, representando a otras niñas. Me da gusto ver a mujeres y hombres trabajando juntos en las mismas tareas. Eso es lo que queremos, la igualdad para construir juntos un mejor país”. Los aplausos no se hicieron esperar.

A continuación, debía comenzar la inspección de las instalaciones de la planta. Sin embargo, Juan Andrés la interrumpió para comunicarle que debía tomar una decisión muy importante: “Tenemos el pedido para trabajar este domingo ante un requerimiento excepcional de productos retornables. ¿Aprobamos las horas extra?”, le consultó. Después de pensarlo unos segundos, María José tomó una decisión salomónica: “Autorizo, pero consultándole a los trabajadores”.

Una vez iniciado el recorrido por la Planta, siguió atenta a cada explicación de Juan Andrés y Juan Félix sobre el funcionamiento del área de bebidas, la sala de embotellado de vidrio y de envases retornables. Al llegar a la sala del Directorio, Kathy Román, Directora de Distribución, le contó sobre la inauguración del nuevo Megacentro en Villa El Salvador. Antes de acabar su jornada como Gerente General, debía tomar una última decisión con respecto al lanzamiento. ¿Qué tipo de invitación y qué recuerdos se entregarían a los invitados? Entre varias opciones, María José eligió con criterio: tarjetas con un diseño rojo y botellitas de adorno, más unos posavasos que incluyeran a todas las marcas del portafolio.

Juan Andrés Lazo, Director Industrial de Arca Continental Lindley, se encargó de guiar a María José y a Ramin Shahzamani, Director de Plan International Perú.


UN EJEMPLO PARA OTRAS NIÑAS

“A lo largo del día pude constatar que María José es una joven con un potencial enorme y con grandes deseos de crecer. Asumió su rol con seguridad, y nos transmitió mucha alegría. Además, tuvo que enfrentar diversas situaciones y las manejó muy bien. Hemos sido beneficiados por su visita”, aseguró Juan Félix. Tras reasumir su cargo, recibió una placa de parte de Plan International con la inscripción “La igualdad nos hace grandes”.

Uno de los más satisfechos con la visita fue Ramin Shahzamani, Director de Plan International Perú, quien valoró el alcance de esta actividad simbólica pero poderosa. “Esta vez le tocó a María José representar a todas las niñas del Perú, pero si las demás niñas  tuvieran las mismas oportunidades, podrían hacer exactamente lo que hizo María José y liderarían el futuro de este país”, comentó.

Antes de despedirla, Kathy Román se animó a dedicarle unas palabras a María José: “Haber tomado decisiones en una empresa tan grande como Arca Continental Lindley es algo que va a quedar en su recuerdo y le hará pensar que sí es posible alcanzar sus metas si realmente se esfuerza”. Sonriente, la Gerente General por un día estuvo de acuerdo con cada palabra: “A pesar de los obstáculos que tenemos, sí se puede salir adelante”. Y lo dice ella, una emprendedora que logró vender 800 emparepas por su propia cuenta.