La Compañía Coca-Cola impulsa el desarrollo y la promoción de las mujeres para construir una sociedad con igualdad de oportunidades para todos. La visión y el compromiso de Coca-Cola Perú fueron compartidos en un evento sobre igualdad de género en la publicidad organizado por el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi).

Un estudio realizado por la consultora internacional Ipsos en 2018 arrojó que 7 de cada 10 peruanos consideran que la publicidad no refleja el mundo que los rodea , y que 3 de cada 5 no se ven a sí mismos representados en los comerciales publicitarios. Ese mismo estudio señaló que el 45% de las personas entrevistadas todavía percibe sexismo en la publicidad.

“Tener una publicidad realmente inclusiva, una publicidad diversa y que rompa con estereotipos de género es positivo para la rentabilidad social y económica de nuestro entorno”, reflexionó Sandra Alencastre, Directora de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sostenibilidad de Coca-Cola Perú, durante el Conversatorio sobre la Guía para promover la igualdad entre hombres y mujeres en la publicidad comercial y en las relaciones de consumo, organizado por el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi).

El compromiso de la Compañía Coca-Cola con la diversidad siempre se ha reflejado en sus mensajes, acciones e incluso a través de sus marcas a favor de la igualdad de género, los derechos de la comunidad LGTBI+ y la eliminación del racismo.

De esta forma, explicó Sandra, la Compañía ha pasado de pensar en la experiencia publicitaria orientada al consumidor, para pensar en mensajes dirigidos a los individuos. “Debemos generar, a través de nuestra publicidad, una conexión con las personas para que se sientan identificadas con lo que ven, con lo que escuchan, con los mensajes que estamos dando”, explica.

Un claro ejemplo del compromiso de Coca-Cola con la igualdad de oportunidades es el aporte a la iniciativa global de la Compañía denominada 5by20, y que logró impulsar el desarrollo económico de cinco millones de mujeres en todo el mundo. Solo en Perú, los diferentes programas y acciones del Sistema Coca-Cola alcanzaron a más de 24.300 mujeres, en su mayoría bodegueras y recicladoras con algo en común: son jefas de hogar que transforman sus comunidades y se constituyen como la base para construir un mejor futuro compartido.

Por su parte, la Coordinadora de Proyectos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Karin Velasco, se mostró muy orgullosa por el gran compromiso de compañías como Coca-Cola, pues considera que solamente aunando esfuerzos desde el sector público, el sector privado y las organizaciones, se pueden lograr grandes cambios. “La verdad es que estoy contenta y emocionada por las intervenciones y el gran compromiso que hay por parte de las empresas convocadas el día de hoy. Esto que estamos haciendo es precisamente contribuir a que la sociedad sea menos desigual, y donde hombres y mujeres podamos tener el efectivo goce de nuestros derechos”.