“Esta Navidad el mejor regalo eres tú.” El mensaje del nuevo comercial navideño producido por Coca-Cola late en sintonía con el que nos dejó la pandemia: los lazos afectivos ocupan un lugar privilegiado en nuestras vidas. 

Este año, quien se puso detrás de las cámaras del nuevo comercial de Coca-Cola es Taika Waititi, aclamado director cinematográfico que el año pasado se consagró con el Oscar® al mejor guion adaptado por la película “Jo Jo Rabbit”.

Como sucede con la magia de Navidad, Taika sabe cómo adentrarse en una historia fantástica para extraer de ella los mejores mensajes. Lo hizo al frente de “Thor: Ragnarok” –su quinta película, producida por Marvel Studios- y lo hará próximamente en una nueva saga de “Star Wars”.

“Hacer estas películas es celebrar cómo me sentía de chico cuando leía cómics o iba al cine, es revivir la emoción de esas primeras experiencias”, contó el director.

Con el comercial de Coca-Cola, Taika vuelve a sus orígenes, a jugar a ser niño nuevamente, a revivir las emociones de esta fecha tan especial. Y lo hace a partir de una historia épica y al mismo tiempo simple. Un auténtico cuento de Navidad.

La pieza cuenta la historia de un hombre que sale a su trabajo con un encargo muy especial: su hija le entrega una carta para despachar, dirigida al mismísimo Papá Noel. Con el ajetreo del día el padre se olvida de esa misión, y para subsanarlo se embarca en una cinematográfica aventura hacia el Polo Norte en busca del destinatario. Luego de descubrir que el mítico personaje ya no está en la casa, el hombre regresa a su hogar a bordo de un camión de Coca-Cola que, justamente, pasaba por el lugar. ¿Logrará Papá Noel cumplir el deseo de esa niña, incluso si la carta no le llegó a tiempo?  Bueno, aquí reside la magia de la Navidad. 

 

Equipo y colaboración a distancia

Ben Shaffery y Tomas Coleman, creativos de Wieden + Kennedy London, formaron junto a Taika un equipo sólido y amigable, sobre todo por la obligación del trabajo a distancia que se planteó al inicio del trabajo: “Taika estaba en Los Ángeles, Tomas y yo en nuestras salas de estar y dormitorios en el Reino Unido, y el equipo en Nueva Zelanda”, recuerda Ben. “Eso requería gestionar una diferencia horaria increíble: empezábamos nuestro día de trabajo por la noche hasta la madrugada, mientras el equipo de Nueva Zelanda subía montañas y escalaba acantilados para capturar todas las increíbles imágenes que transmitían”, explica Tomas.

“Taika es un narrador brillante. Tiene esa rara habilidad de dar vuelta una historia en un par de latidos: te pone histérico en un minuto y te hace llorar al siguiente. Si vieron ‘Jo Jo Rabbit’, saben a qué me refiero”, destaca Ben. 

El objetivo del comercial se cumplió con creces: “Siempre es emocionante poder trabajar para una campaña global, y sobre todo para una marca que es tan icónica y amada universalmente como Coca-Cola”, cuenta Tomas, y agrega: “Todos crecimos con el anuncio festivo anual de Coca-Cola que señalaba el comienzo de la temporada navideña, así que este comercial es nuestra gran oportunidad de poder revivir esos momentos”.