Si hay algo que aprendimos con el devenir de los años es que de las crisis – las personales y las colectivas – nunca se sale de la misma forma. Podemos ser derrotados o salir fortalecidos. En Coca-Cola, optamos por lo segundo, una mirada que decide ver en cada caída una oportunidad. Es con este espíritu que decidimos darle un giro a la estrategia de la Compañía y, al mismo tiempo, fortalecer nuestro propósito a través de nuevas propuestas de marca. Así nació, a finales de 2020, “Juntos para algo mejor”, la plataforma de comunicación en la que se sustentarán las acciones del primer semestre de 2021 de Coca-Cola, un llamado a estar abiertos a algo diferente.

Inspirado en un poema especialmente escrito para Coca-Cola por George The Poet, “Juntos por algo mejor” nos dice que “lo que importa es disfrutar el momento”, y nos invita, entre otras cosas, a hacer “inolvidable un momento trivial”.

Y si de dejar atrás la normalidad se trata, otra propuesta que traemos desde la marca Coca-Cola es dejar definitivamente en el pasado aquellas cosas que no contribuyen a un mundo mejor, entre ellas no preocuparnos por el cuidado del planeta. Creemos que eso ya no es una opción.

A inicios de 2018, refrendamos nuestro compromiso por Un Mundo Sin Residuos, una iniciativa global con la que nos propusimos ofrecer productos en empaques 100% reciclables (hoy, muchos de nuestros mercados ya han alcanzado esta meta), regresar para el 2030 el equivalente al 100% de los envases puestos en el mercado, así como asegurar al 2025 el 50% de material reciclado en nuestras botellas y latas. Y seguimos trabajando para aportar como Compañía soluciones sustentables al uso de los envases. Tenemos la responsabilidad de ayudar a resolver la problemática en torno a los empaques, al igual que todas las compañías.

Este año, estamos reforzando de la mano de la marca Coca-Cola el impulso a nuestros envases retornables, pilar fundamental en esta gran apuesta hacia Un Mundo Sin Residuos. Y lo estamos haciendo con “Retornemos en algo mejor”, un nuevo llamado con el que damos un fuerte impulso a la incorporación de hábitos que puedan tener un impacto positivo en el medio ambiente.

A través del nuevo comercial, mostramos aquellas “Cosas que deben retornar vs. las que deben quedar en el pasado”, buscamos inspirar a las personas para que estén orgullosas de sus elecciones e incorporen a sus hábitos de compra opciones que no solo aporten a la economía familiar, sino también a la economía circular que impulsamos desde nuestro propósito.

En el circuito de retornabilidad, la persona devuelve un envase vacío en el punto de venta para llevarse una nueva bebida. Una botella de PET retornable puede reutilizarse un promedio de 15 veces, y una de vidrio retornable, un promedio de 35 veces. Una vez que pierden su vida útil, se reciclan y pueden utilizarse en la fabricación de otros productos. 

Sin duda, desde la Compañía Coca-Cola creemos que podemos construir juntos un mundo mejor. Estando presente en las mesas de nuestros consumidores, invitándolos a disfrutar de nuestros seres queridos, transformando cada comida en un momento especial y hacerlo de una forma responsable con nuestro entorno. Este es el camino con el que nos reafirmamos hacia la nueva normalidad.