En un año con pocas probabilidades de vivir nuevas experiencias en familia, “El Llamado de Papá Noel” vuelve al Perú para que la felicidad que nos transmite el icónico personaje llegue a todos los hogares peruanos. 

En los tiempos de reinado de los dispositivos móviles y las computadoras, la mejor forma de comunicarse con Papá Noel es a través de una videollamada. Por eso, después de algunos años este 2020 vuelve al Perú “El llamado de Papá Noel”, una experiencia mágica creada por Coca-Cola para que las familias se emocionen con el saludo del gran protagonista de las fiestas.

La clásica unión entre Papá Noel y Coca-Cola es este año especialmente importante: la Compañía está celebrando un siglo de campañas publicitarias navideñas, bajo el lema Juntos como nunca en esta Navidad. 

Al calor de ese entusiasmo se diseñó la plataforma interactiva en la que se invita a recibir de manera personalizada “El llamado de Papá Noel”. El requisito es uno solo: creer en él.

Para participar de esta activación digital, los adultos de la familia deben seguir estos simples pasos:

1.    Escanear el código QR que aparece en las etiquetas de los empaques de Coca-Cola de 2 litros (PET retornable), 2.25 litros, 2.5 litros y 3 litros. También puedes hacer click aquí

2.    Completar los datos solicitados y aceptar los términos y condiciones.

3.    Indicar los nombres de los miembros de la familia y subir las fotos para personalizar el mensaje.

Como Papá Noel vive acorde a los tiempos que corren, la que sonará no será una simple llamada telefónica, sino una videollamada, y la sorpresa será máxima cuando en la pantalla de su teléfono o tablet se lo vea en el taller del Polo Norte en plena producción de juguetes. Acto seguido, Papá Noel los saludará por su nombre y dialogará con sus interlocutores. Al final y tras el ”jojojo” característico, el vozarrón del Papá Noel les deseará una Feliz Navidad.

La experiencia de interactuar con Papá Noel a través de nuestras computadoras y celulares promete ser uno de los momentos más mágicos de esta Navidad para todos y cada uno de los miembros de la familia, porque nunca se es demasiado grande para dejarse llevar por la ilusión de las fiestas.