El escenario generado por la pandemia ha traído nuevos desafíos para las empresas. La distancia social, el cambio en las formas de consumo y las necesidades derivadas de un mundo más digitalizado están transformando a las principales organizaciones desde sus cimientos. La Compañía Coca-Cola no es la excepción.

Emilia Villamarín, Directora de Marketing de Coca-Cola para Perú y Ecuador, participó en el panel “Preparándonos para el futuro con analítica” -durante la novena edición de la Semana Analítica, organizada por Infórmese-, para compartir con otros expertos los cambios experimentados a raíz de la pandemia.

Para Emilia, los datos recogidos con modernas herramientas digitales permiten a las organizaciones estar al ritmo de las nuevas tendencias. “Estas herramientas nos han hecho entender qué está pasando dentro del hogar de nuestros clientes y cómo las necesidades del nuevo consumidor giran en torno al mundo digital”, aseguró.

El intercambio de ideas con Alberto Mario Rincón, Gerente General de L'Oréal Colombia, y Dulce Magaña, Directora del Centro de Investigación de Grupo Coppel, permitió reconocer cinco cambios que llegaron para quedarse.

1. La aceleración del entorno digital. Con más de once años en el campo de innovación dentro de Coca-Cola, Emilia reconoce las oportunidades derivadas de este punto. “Servicios digitales que antes tomaban años, ahora se aceleraron en meses. La transformación nos ha llevado a algo mejor y a descubrir que existen más oportunidades en el mercado”, afirmó.

2. Mayor adaptación a las necesidades del consumidor. “La pandemia nos sirvió a todos porque al final tuvimos que encontrar la forma de hacer el negocio de una manera mucho más ágil y rápida. Las empresas que van a subsistir y tener éxito son aquellas que se adapten más rápido y más relevantemente de cara al consumidor”, apuntó el Gerente General de L'Oréal Colombia.

3. El tránsito hacia un espacio de trabajo híbrido. Si bien Dulce Magaña destacó los beneficios del trabajo remoto dentro de las organizaciones, reflejados en una mayor eficiencia, Alberto Mario Rincón aseguró que se impondrá un esquema mixto (trabajo individual remoto con reuniones esporádicas) para garantizar la construcción colectiva de soluciones, algo que es difícil desde la virtualidad. “Hacia eso nos encaminamos”, apuntó.

4. El valor de los datos para la toma de decisiones. Entre las nuevas demandas propias del mundo digital está la capacidad analítica. Para Dulce Magaña, las organizaciones deberán preparar “continuamente a los equipos para que sean capaces de dar respuesta o entender los datos”. Pero los datos tienen que ser vistos como una herramienta que facilita la toma de decisiones. “No como la meta”, explicó.

Desde su punto de vista, las empresas deberán tener una cultura basada en los datos. “Esto permitirá que se incremente la rentabilidad del negocio”, dijo Dulce. En ese sentido, Emilia Villamarín coincidió en la necesidad de saber “qué hacer con los datos” y no solo tenerlos. Alberto Mario Rincón opinó que por eso es importante reforzar “la capacidad de discernimiento”.

5. La creación de nuevos canales a partir de la tecnología. En el caso de Coca-Cola, el análisis de los datos obtenidos con las herramientas digitales ha sido complementado con la información recogida por la fuerza de ventas en el propio campo. “Eso ha dado pie al desarrollo de nuevos canales como el enlace al hogar”, explicó Emilia.

En paralelo a la venta directa a domicilio, los vendedores de Coca-Cola han recibido las herramientas necesarias para capturar lo que el consumidor necesita. Para Alberto Mario Rincón, es importante que todos los colaboradores sean conscientes de la importancia de esta transformación digital. “Mostrarles cómo les va a beneficiar esto”, afirmó.

La Semana Analítica contó con la participación de más mil espectadores de diez países y 254 ciudades. Las doce charlas con 19 expositores, organizadas por Infórmese, una empresa que ofrece servicios relacionados al análisis y la minería de datos, sirvieron para compartir experiencias en torno al análisis de información y la transformación digital.

El análisis de datos ha tenido una explosión en los últimos cinco años. A través del Índice de Madurez Analítica, desarrollado por Infórmese, se ha podido determinar que desde 2019 el uso de la analítica en las empresas se ha incrementado en un 14% en la región. A partir de esto, organizaciones como la Compañía Coca-Cola están tomando mejores decisiones.