El regreso de los recicladores a sus tareas ya es un hecho. En estricto cumplimiento del “Protocolo sanitario para la operación ante el COVID-19” elaborado por el Ministerio del Ambiente, seis asociaciones de recicladores de Lima Metropolitana se convirtieron en las primeras en el Perú en retomar sus actividades. 

Después de más de 100 días inactivos, como parte de la inmovilización social obligatoria, la Asociación de Recicladores Jesús María (Jesús María), la Asociación San Miguel (San Isidro), el Centro de Acopio Reciplast (Pachacamac), la Asociación Recicladores Unidos de Canto Rey (San Juan de Lurigancho), la Asociación de World Reciclyng (Villa El Salvador) y el Centro de Acopio GH (Los Olivos) lograron volver a  el reciclaje de miles de toneladas de residuos.

Ellos forman parte del grupo de más de 1.300 recicladores en siete regiones del país a quienes la ONG Ciudad Saludable, Fundación Coca-Cola y Coca-Cola Perú están acompañando en este proceso.

En total, 44 asociaciones de recicladores en siete regiones serán beneficiarias de la campaña financiada por Fundación Coca-Cola y Coca-Cola Perú. El objetivo es aliviar el golpe que ha generado la pandemia en la economía de este sector tan vulnerable y, a la vez, tan importante. A través de la entrega de víveres y equipos de bioseguridad, iniciados en junio, el programa buscar hacer más fácil el retorno progresivo de un mayor número de recicladores

Las primeras entregas de víveres fueron destinadas a 13 asociaciones de siete distritos de Lima Metropolitana. “Cada una de las canastas pesa alrededor de 60 kilos y contiene productos como arroz, azúcar, menestras y conservas, que harán posible que los recicladores y sus familias tengan alimentos por un mes mientras reactiven sus actividades”, explicó José Moreno, Gerente de Administración y Finanzas de Ciudad Saludable.

La entrega de las canastas con víveres se realizó en distritos como Pachacamac donde opera el centro de acopio Inversiones Reciplast.


En el Cercado de Lima, las asociaciones Santa Rosa, Atiarres, Atelire, Atsulyr y Madre Teresa de Calcuta fueron las primeras en recibir la ayuda. A la lista se sumaron la Asociación San Miguel de San Isidro, la Asociación Jesús María del distrito del mismo nombre, y el Centro de Acopio GH de la reconocida recicladora Sonia Hilario.

En Villa El Salvador, tres fueron las asociaciones elegidas: Los Tigres de las 200 millas, Cambio de Vida en Avance y World Recycling. Y, por último, la Asociación de Recicladores Unidos de Canto Rey, en San Juan de Lurigancho, e Inversiones Reciplast, en Pachacamac, también fueron visitados por el equipo de Ciudad Saludable, que cumplió con todos los protocolos de bioseguridad durante las entregas. 

“Estamos muy agradecidos con este apoyo. Nosotros trabajamos día a día; llevamos el pan todos los días a casa, pero esta coyuntura nos ha afectados sorpresivamente a todos”, explicó Basilio Gómez, Presidente de la Asociación de Recicladores de Jesús María. Clemente Yupanqui, representante de Reciplast, se sumó al agradecimiento: "En esta temporada de pandemia que estamos pasando realmente nos ayuda mucho".

Un total de 289 recicladores de Lima han recibido víveres para todo un mes. A nivel nacional, Fundación Coca-Cola financiará donaciones para 1.332 recicladores.


En las siguientes semanas, Ciudad Saludable y Coca-Cola Perú cumplirán con entregar las donaciones en las otras regiones para hacer posible que los recicladores vuelvan a sus labores de forma segura. Mamelucos, lentes protectores, guantes de nitrilo, mascarillas doble filtro y zapatos de seguridad serán incluidos. “Esto es parte de los requisitos exigidos por el Ministerio del Ambiente”, explicó José Moreno.

“Estos equipos evitarán que los recicladores se contagien. Así, se garantiza la seguridad de ellos y la de los vecinos. Hay que tener en cuenta que más del 70% de los recicladores son mayores de 40 años, población vulnerable frente al Covid-19”, añadió el representante de Ciudad Saludable.

Fuera de Lima, esta alianza entre Coca-Cola Perú y Ciudad Saludable tiene previsto llevar víveres y equipos de seguridad a 30 asociaciones en otras seis regiones del Perú: Arequipa (118 recicladores), Ica (58), Cusco (12), Ucayali (8), Tacna (12) y La Libertad, donde 825 acopiadores informales también requieren acompañamiento. “Ya hemos empezado con Cusco, Ucayali y Tacna. Tenemos previsto acabar durante agosto”, anunció José.

Gracias a esta iniciativa, un total 1.332 recicladores estarán preparados para encarar el reinicio de sus labores con alimentos para sus familias y herramientas adecuadas para mantenerse a salvo. “Ahora que tenemos el decreto que ha aprobado el Estado estamos tratando de reactivar todo. Queremos volver a trabajar", dice Clemente. Por suerte, su deseo ya se está haciendo realidad.