Más aliados se suman a la cruzada de estimular la conciencia ambiental entre los peruanos. Esta vez la Municipalidad de Lima Metropolitana presentó la primera edición de la feria itinerante “Mi Lima Limpia y Verde”, con la participación de Coca-Cola Perú y L.O.O.P. El lugar elegido fue la Plaza Italia de Barrios Altos, como primera parada de un prometedor recorrido que incluirá diez emblemáticos puntos del Cercado de Lima a lo largo de este año.

Una semana después del Día Mundial de la Educación Ambiental, celebrado el pasado 26 de enero, la sostenibilidad se apoderó de uno de los barrios limeños más tradicionales. Se organizó un amplio abanico de actividades: talleres de segregación de residuos sólidos y generación de compost a cargo del programa “Recicla Lima”, charlas sobre cosmética ecoamigable, cursos sobre arboricultura urbana y una muestra de zapatos hechos con material reciclado.

Los diferentes talleres ofrecidos durante la feria generaron el interés de los vecinos de Barrios Altos. La arboricultura urbana congregó a varios.


En uno de los extremos de la plaza, el módulo de Coca-Cola, con dos visores de realidad virtual (VR), se convirtió en uno de los principales atractivos. Los vecinos hacían cola para experimentar el recorrido de una botella reciclada de San Luis que se convertirá en una nueva botella. El mensaje les quedó claro: cuanto más envases se segreguen correctamente, más opciones habrá de reutilizarlos. De eso se trata la economía circular.

Unos metros más allá, Marisol Naveda, Coordinadora General de L.O.O.P, se encargó de convencer a curiosos, escépticos y despistados sobre la necesidad del reciclaje. “Lo que estamos haciendo aquí es invitarlos a que puedan mejorar sus hábitos de consumo, a entender la importancia de mantener los espacios públicos limpios, a que utilicen tachos adecuados, a que aprendan a segregar en casa”, comentó a Journey.

En otras palabras, asegurar el consumo responsable desde los ciudadanos y la producción responsable desde las industrias. Un compromiso compartido que permite una armoniosa economía circular y encaja con el compromiso de Coca-Cola por lograr Un Mundo Sin Residuos. “Estamos en una cruzada con todos los distritos de Lima por mejorar la gestión de los residuos. Es importante llegar a diferentes públicos y por eso creamos estas ferias itinerantes”, explicó Ximena Giraldo, Gerente de Servicios a la Ciudad y Gestión Ambiental de la Municipalidad de Lima.

La experiencia de visualizar el recorrido de una botella de plástico PET resultó estimulante. Más ciudadanos tomaron conciencia de la necesidad de reciclar.


Uno de los primeros esfuerzos ediles por educar a más ciudadanos ha sido la feria TecnoRecicla, un espacio para incentivar el reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos. Los 42 distritos limeños están comprendidos dentro de ese plan. Ahora, la feria “Mi Lima Limpia y Verde” se suma para sensibilizar sobre el reciclaje, los programas de segregación de la fuente y la adecuada disposición de los residuos orgánicos y reutilizables.

Las cifras sobre el reciclaje en Lima, muestran la urgencia de avanzar en esa línea: tan solo el 8% de los residuos se reaprovecha. Por eso, la próxima parada de la feria “Mi Lima Limpia y Verde” ya está prevista: el parque 9 de Diciembre en Mirones Bajo. “Llevaremos esta feria por todo Cercado y el próximo año a todos los distritos”, anunció Ximena Giraldo. La otra promesa es abrir una planta de valorización de residuos antes del 2022. ////

Vecinos como Alfredo Obregón pudieron conocer más acerca del reciclaje de los residuos sólidos. Así como él, otros miles de ciudadanos tendrán esta opción.