Una granja repleta de cerdos y unas lombrices productoras de humus decidieron el rumbo de su vida. Si Bianca Dager ha llegado a Lima para presentar la sexta edición de los Premios Latinoamérica Verde es porque aquel episodio permitió que se enamorara de la tierra cuando apenas tenía 17 años. No paró hasta convertirse en ingeniera agrónoma,  luego en emprendedora ambiental, y ahora, es la Directora Ejecutiva de la principal plataforma regional, que ha reunido a 7.712 iniciativas en favor del planeta.

¿Cómo surgieron los Premios Latinoamérica Verde?

Los Premios Latinoamérica Verde (PLV) nacen en el 2013 luego de una larga trayectoria de Sambito (Soluciones Ambientales Totales) por vivir en carne propia y conocer los retos de quienes buscamos emprender en materia de desarrollo sostenible. Decidimos generar una plataforma que difundiera e hiciera interactuar los proyectos que están trabajando por un mundo mejor. Teníamos como principio no ser un premio específico, sino general, con diez categorías alineadas a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, a los límites planetarios de Rockstrom y la agenda mundial 2050.

¿Qué objetivo persiguen?

Si bien entendemos los premios como un motor de convocatoria, no son un fin. En realidad, son el vehículo para conocer qué está pasando en cada rincón de América Latina. Además, todos los años, independientemente de cuántos participen, nuestra propuesta de valor es exhibir, conectar y premiar a los mejores 500 proyectos sociales y ambientales de la región. Esto se hace tangible en un evento anual en Guayaquil durante el mes de agosto. Este año se realizará del 21 al 25. Allí tienen la oportunidad de validarse a sí mismos.

Después de las primeras cinco ediciones, ¿por qué los Premios Latinoamérica Verde siguen siendo tan relevantes para los emprendedores ambientales?

Son necesarios porque sabemos que el 85% de los emprendedores de impacto fracasan en menos de un año, y la razón principal es la frustración de sentirse solos o que el problema que quieren solucionar los sobrepasa. Por eso es importante trabajar juntos.

¿Y cuál es la importancia de los premios para el común de las personas?

Como humanidad tenemos un sinnúmero de retos. Cada vez somos más en un planeta circular que no crece ni un centímetro. Estamos devastando los recursos naturales. Entonces es necesario romper con el business as usual y hacer cosas distintas. América Latina es una región privilegiada, pero con grandes retos. Por ejemplo, tiene 32% de los recursos hídricos del planeta y el 70% de la biodiversidad, pero además es la región con mayor crecimiento de migración de zonas rurales a urbanas. Siete de cada diez viven en áreas urbanas y se estima que para el 2050 serán nueve de cada diez. Las ciudades de América Latina necesitan tomar medidas.

¿Qué ocurre con los proyectos de las anteriores ediciones?

El 100% de los proyectos que llegan al evento van a una biblioteca multimedia de acceso libre. Así podemos saber qué está pasando en América Latina en estas diez categorías: Agua, Energía, Desarrollo humano, Bosques y flora, Fauna, Océanos, Ciudades sostenibles, Manejo de residuos sólidos, Producción y consumo responsables, y Finanzas sostenibles. Hoy somos una red de casi 8.000 proyectos que han participado en las cinco ediciones anteriores: 41 países, más de 800 ciudades, y 95 alianzas estratégicas regionales y locales que nos identifican como la radiografía social y ambiental de América Latina.

«Hoy somos una red de casi 8.000 proyectos que han participado en las cinco ediciones anteriores: 41 países, más de 800 ciudades y 95 alianzas estratégicas regionales y locales que nos identifican como la radiografía social y ambiental de América Latina.»

¿Qué beneficios obtiene un proyecto al presentarse en los premios?

Cuando alguien participa y es parte de los 500 mejores proyectos significa que ya tiene un cupo asegurado en el evento. Además, accede a una plataforma comercial para proyectos sostenibles. Los ayudamos a que puedan identificar fortalezas y debilidades. También participan de una exposición para mostrar sus proyectos, así como de una retransmisión en vivo. Se dan diálogos de alto nivel. Y, por último, los finalistas y ganadores tienen una agenda de relaciones públicas con medios de comunicación para conexiones más efectivas.

¿Cuánto han crecido los premios desde su lanzamiento hasta ahora?

Pasamos de tener un solo país (Ecuador), 21 ciudades y 109 proyectos en nuestra primera edición del 2013 a contar con 38 países, 713 ciudades y 2733 proyectos en el 2018. Pero queremos que estos indicadores sean internos. Lo que buscamos a partir de esta sexta edición es empezar a contar historias de éxito, que son muchas y que pueden demostrar que estamos mejorando la vida de millones de personas en Latinoamérica.

¿Cuál ha sido la participación del Perú en las ediciones anteriores?
El Perú ha ido creciendo. En las primeras ediciones asistió con 35 o 40 proyectos y el año pasado tuvo 315 casos. Está entre los cuatro o cinco países con mayor número de postulaciones. Ha tenido finalistas y ganadores en algunas ediciones. La comunidad peruana ha sido ejemplo a nivel latinoamericano. Sus líderes han sido participantes de los PLV: han viajado, se han conocido y han regresado a su país con la intención y decisión de agremiarse. Es así como nace Genes Perú (Gremio Nacional de Emprendimientos Sostenibles del Perú). Están haciendo camino al andar.

¿Qué debe hacer un innovador para presentar su proyecto ambiental?

Participar no tiene ningún costo. La postulación es gratuita y 100% en línea a través de nuestra web www.premioslatinoamericaverde.com. Buscamos cinco criterios: escalabilidad, sostenibilidad social, ambiental y financiera, y propuesta innovadora. Tienen hasta el 25 de marzo para inscribirse. El 1 de mayo sabremos quiénes son los finalistas y los 500 mejores proyectos.