“Yo creo en la sostenibilidad porque contribuye de tres maneras fundamentales al desarrollo: en la innovación, en la generación de valor para la economía aportando al PBI y porque es la mayor fuente de trabajo para un país”. La frase de Roberto Lerner, Vicepresidente de Perú 2021, resume el espíritu del Simposio de “Empresas y Desarrollo Sostenible” realizado en mayo en el Swissotel.

Durante el conversatorio titulado “Empresas con propósito: valor que trasciende el negocio”, Roberto intercambió opiniones con Sandra Alencastre, Directora de Asuntos Públicos y Comunicación de Coca-Cola; Zelma Acosta, de Interbank; Patricia Barrios, de la Universidad Continental, y Ricardo Bentín, de Valle y Pampa.

En ese ámbito, Sandra Alencastre compartió las iniciativas de Coca-Cola: “Pensar en empresas con propósito es pensar en el objetivo que tenemos de poder generar valor en las comunidades en las que operamos. Es pensar cómo vamos a marcar una diferencia positiva de principio a fin”.

Un Mundo Sin Residuos: las 3R del Sistema Coca-Cola

Como parte de su política de sostenibilidad, Coca-Cola lleva adelante la iniciativa global “Un Mundo Sin Residuos”, cuya meta consiste en recolectar y reciclar para 2030 el equivalente al 100 % de las botellas que pone en el mercado. En Perú, el 100% los empaques de la Compañía son reciclables y el portafolio ya cuenta con el 25% de resina reciclada.

“Trabajamos bajo la filosofía de economía circular del plástico, la misma que se enfoca en promover más de una vida útil, concentrando nuestros esfuerzos en Perú para Reducir, Reutilizar y Reciclar nuestros empaques”, explicó Sandra en referencia a la estrategia de las 3R.

Reducir es la primera R; y consiste en disminuir la cantidad de plástico que se utiliza. En Perú, ya se han dejado de usar cinco mil toneladas de plástico. Cuando se habla de Reutilizar, se busca darle protagonismo a las botellas retornables. Actualmente, un 35% de todas las botellas utilizadas son retornables y con un adecuado tratamiento pueden tener una vida de hasta 15 usos.  En cuanto a Reciclar, se ha logrado que cada envase del portafolio de bebidas utilice un 25% de resina reciclada.

Iniciativas de Coca-Cola Perú dentro del marco de Mundo Sin Residuos.

Asimismo, el reciclaje permite llevar a cabo otras iniciativas sociales, como el proyecto Ponchilas, que son mochilas con poncho incorporado confeccionados con materiales reciclados que ya han beneficiado a 13.000 niños de las zonas del alto andino en Perú.

“Coca-Cola es una empresa modelo en lo que se refiere al desarrollo sostenible y, por su presencia global, está muy expuesta a los cambios. Por eso toma la iniciativa, reformula su modelo de negocio e identifica que la sostenibilidad le permitirá ser considerada una “love Brand” por unos 20 o 30 años más. Creo que es esencial esa estrategia y lo vienen haciendo muy bien, lo que es muy bueno para todos”, concluyó Roberto Lerner.

En el marco del simposio, los asistentes también pudieron asistir a un stand de realidad virtual de “Un Mundo sin Residuos”, para vivenciar el proceso de reciclaje de una botella de plástico y ver cómo el Sistema Coca-Cola está aplicando la economía circular del plástico.