El cuidado del agua es una de las urgencias del mundo. Para atender el desafío, la Compañía Coca-Cola ha respondido a nivel global con el compromiso de realizar acciones en los más de 200 países donde se encuentra para contribuir preservar el recurso hídrico. En el Perú, la Reserva de Biosfera Oxapampa Asháninka Yánesha (BIOAY) fue elegida como lugar de intervención para recuperar las cuencas de agua.  

Gianina Jiménez, Gerente de Sostenibilidad y Relaciones Institucionales de Coca-Cola Perú, explicó las características de la iniciativa en el webinar “Acuerdos de Conservación para la gestión sostenible de los paisajes”, organizado el pasado 28 de agosto a propósito de los 129 años de fundación de Oxapampa

El programa de “Gestión participativa para la conservación, reforestación y manejo de áreas de interés hídrico en la Reserva de Biosfera Oxapampa Asháninka Yánesha”, ejecutado en alianza con el Instituto del Bien Común (IBC) y la Fundación Avina, es un ejemplo a nivel mundial dentro del Sistema Coca-Cola. La principal razón es que, hasta la fecha, se han recuperado más de 2.150 hectáreas de bosques que preservan el origen del agua gracias al trabajo articulado con las comunidades nativas, pobladores y gobiernos locales.

“Para Coca-Cola Perú este proyecto es muy relevante porque, como Compañía a nivel global, asumimos un compromiso muy ambicioso en el año 2007, que era reabastecer a la naturaleza el 100% del agua que utilizamos en nuestras bebidas. En 2015, cinco años antes de lo previsto, alcanzamos esa meta a nivel global. Y en el Perú ya estamos reabasteciendo a la naturaleza más del 196%”, explicó Gianina.

El cuidado, restauración y reforestación de los bosques —fundamentales para preservar las fuentes de agua— ha sido posible gracias a la participación de propietarios, productores y comunidades indígenas. Mediante los Acuerdos Recíprocos por el Agua (ARA’s) y los Acuerdos de Conservación (AC’s), que ya suman más de 80, todos ellos se han convertido en los “Guardianes del Bosque y del Agua” de la selva central del Perú.

Gianina Jiménez, Gerente de Sostenibilidad y Relaciones Institucionales de Coca-Cola Perú, comentó los avances alcanzados en el Proyecto Oxapampa.


“Para el Perú es un orgullo decir que hemos logrado esta meta a nivel global gracias al proyecto que venimos trabajando en alianza con el Instituto del Bien Común y con Fundación Avina. Solo me queda agradecer a los más de 80 firmantes que tenemos, que son nuestros Guardianes de los Bosques y del Agua, por el firme compromiso que tienen de preservar este espacio que es de todos”, añadió Gianina.

El éxito del programa se basa en el modelo del triángulo dorado, en el que organizaciones privadas como Coca-Cola, autoridades y la comunidad se unen por un mismo objetivo. “A través de los acuerdos se viene promoviendo la conservación y recuperación de los bosques en esta parte de Oxapampa, Huancabamba y Chontabamba, bajo el enfoque de Acuerdos Recíprocos por el Agua”, explicó Dennis Huamán, Especialista del IBC.

El compromiso de cada firmante de los acuerdos se ve recompensado con capacitaciones sobre el adecuado manejo territorial, incentivos no financieros (semillas, bebederos, viveros, entre otros) y asistencia en campo. De ese modo, se garantiza el cuidado y reforestación de los bosques, y, a la par, productores y comunidades indígenas acceden a mayores fuentes de desarrollo. “Con esta relación nos beneficiamos todos”, remarcó Dennis.

El webinar “Acuerdos de Conservación para la gestión sostenible de los paisajes” se realizó el pasado 28 de agosto a propósito del 129 aniversario de Oxapampa. 


Para Julio César Castillo, Regidor de la Municipalidad Provincial de Oxapampa, la suma de esfuerzos es la mejor respuesta para alcanzar un futuro más sostenible. “Los acuerdos de conservación constituyen un enfoque que está contribuyendo a la conservación de la biodiversidad, y también a mejorar la calidad de vida de las comunidades locales. El objetivo general es alcanzar el desarrollo sostenible sin dañar la naturaleza”, afirmó.

El evento online, organizado por el Instituto del Bien Común (IBC), contó con la asistencia de más de 100 personas, entre autoridades municipales, representantes de organismos públicos, especialistas y público en general. Todos pudieron conocer de cerca los esfuerzos de Coca-Cola Perú, y recordar la importancia de conservar cada árbol de la Amazonía y el cuidado del agua potable proveniente de la gran cuenca del río Pichis.

El Proyecto Oxapampa es una de las acciones que realiza Coca-Cola Perú para cuidar, reutilizar y reponer el agua. A nivel global, la Compañía Coca-Cola está uniendo esfuerzos con Water Resilience Coalition (WRC), WaterAid y otros socios para lanzar la campaña #WaterlsResilience (El Agua Es Resiliencia), una iniciativa que  busca inspirar acciones corporativas que aceleren el acceso al agua y la higiene. Entérate más sobre este esfuerzo aquí.