La campaña Un Mundo Sin Residuos llegó por primera vez a un campus universitario en el Perú y lo hizo con un invitado de lujo: el destacado surfista Miguel Tudela. Durante la feria sostenible realizada en la sede de Villa de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), el famoso deportista animó a los estudiantes a sumarse a la iniciativa global que impulsa la Compañía Coca-Cola y que tiene como objetivo recoger y reciclar el equivalente al 100% de los envases que comercialice para 2030.

Ante la mirada atenta del joven auditorio, el surfista compartió su experiencia como activista en favor del cuidado de los ecosistemas marinos. “Empecé a recoger residuos en las costas, y, luego, pude convocar a más personas para dejar limpia la playa de Punta Hermosa”, contó Miguel, embajador de la marca San Luis.

A sus 23 años, este influencer quiere ayudar a conseguir un efecto multiplicador. “Me considero uno más en el mundo. No soy nadie en especial. Pero si puedo influenciar a más personas o llegar de una manera más fácil a ellos, estaré feliz de poder hacer que esto sea más grande”, comentó a Journey.

Miguel los invitó a sumarse a iniciativas como Un Mundo Sin Residuos, así como a impulsar acciones con el mismo propósito: reducir el impacto de la contaminación. “Esto no solo debería darse aquí, en las universidades, sino también en los colegios y en los nidos porque cuanto antes se empiece a formar a los chicos, será mucho mejor. Todos vivimos en este mundo y si cada uno pusiera su granito de arena, empezaríamos a cambiar las cosas”, aseguró.

El surfista está convencido de que la unión de los consumidores, así como la innovación  en la industria -como las botellas ecoflex- facilitará el cumplimiento de la meta planteada para 2030. “Todos debemos sumarnos al igual que Coca-Cola, que lo está haciendo de forma increíble”, comentó.

Los jóvenes a la obra

La feria, que se desarrolló el pasado 7 de setiembre, contó con varios atractivos: stands de marcas ambientalmente responsables como Imaginarios Perú, Waysted, Rustika y Deskarte; música en vivo y un stand de realidad virtual del proceso de reciclaje en la planta de San Miguel Industrias PET. Además, Miguel fue reconocido como eco-guerrero social por la Presidenta de la Fundación Tierra y Ser, Erika Schaefer.

En compañía de Sandra Alencastre, Directora de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Coca-Cola Perú, el surfista también galardonó a tres estudiantes, -Diego Soller, Yoselyn Loayza y Berni Cornejo- por las mejores ideas medioambientales presentadas tras la convocatoria lanzada por la Compañía. “Fueron más de veinte ideas, cada una mejor que la otra, que demuestran que los chicos tienen claro lo importante que es reducir, reutilizar y reciclar. Se trata de incentivar a que puedan generar otro tipo de propuestas, y alimentar su sensibilidad como agentes de cambio”, aseguró Sandra.

Diego Soller, quien ideó el posible uso de paneles publicitarios como contenedores de reciclaje interactivos, agradeció el reconocimiento de Coca-Cola y de la UPC. “La responsabilidad social y el cuidado del medio ambiente deben ser tareas que nos unan a todos: las empresas, la ciudadanía y los estudiantes. Cada aporte cuenta, así sea el más pequeño”, sostuvo el estudiante de Comunicación y Publicidad de la UPC, tras recibir el premio de manos de Miguel.

Los asistentes pudieron conocer un poco más sobre la iniciativa de Coca-Cola que busca reciclar el equivalente al 100% de los envases comercializados. 

El entusiasmo e ingenio de Diego, Yoselyn y Berni es solo una muestra de que el compromiso con el medio ambiente se fortalece entre los jóvenes. Mercedes Gómez Lazarte, Directora de la carrera de Ingeniería Ambiental de la UPC, es una de las más esperanzadas: “Sentimos que no estamos sembrando en vano, que hay posibilidades de cambio y que los chicos están interiorizándolo. Buscamos formar líderes que tengan una visión global y que puedan innovar teniendo presente el tema ambiental”, agregó.