Reciclar desde la computadora o desde el celular puede sonar a ciencia ficción, pero dos jóvenes innovadores peruanos lograron hacerlo realidad. A mediados de 2018, Samuel Sotomayor y Adolfo Ramírez encontraron la solución a uno de los mayores problemas de Ica, su ciudad: la recolección de la basura.

Después de salir a las calles y conocer las posibilidades del reciclaje, les surgió una primera pregunta: ¿es posible crear una red que permita reciclar con apenas unos cuantos clicks desde un dispositivo móvil? A esa incógnita le sumaron otro desafío: ¿y si esa red fuera de empresas que no saben qué hacer con sus residuos?

Así nació PachApp: la unión de las palabras pacha (tierra en quechua) y app (aplicación en inglés). La plataforma busca conectar a empresarios y recicladores mediante la tecnología.

La propuesta es sencilla pero potente. Las empresas interesadas se suscriben al programa online de PachApp y comienzan a ser capacitadas y asesoradas con el objetivo de mejorar el destino de sus residuos. Finalmente, son conectadas con recicladores formales que se encargan de recoger el material acopiado durante días. “Es tecnología que nos ayuda a cuidar el planeta”, precisa Samuel, desde su rol de CEO de PachApp.

“Por un lado, promovemos que las empresa sean responsables de los residuos que generan, renovando su imagen de marca a nivel social y ambiental; y, por el otro, ayudamos a que los recicladores tengan rutas programadas de recolección, lo que optimiza su trabajo y genera una mejor rentabilidad de sus ingresos”, explica Samuel.


Alcanza con ingresar a www.pachapp.pe, crear una cuenta y escoger los materiales que se desea reciclar: desde plástico PET hasta residuos orgánicos y aceites. Después de casi dos años, los resultados son alentadores, porque se ha logrado procesar más de 130 toneladas de residuos y capacitar a más de 2.000 trabajadores en el manejo de residuos.

Esto se agrega al impacto social que ha generado el trabajo que vienen haciendo de la mano de recicladores formales, que han podido aumentar sus ingresos en 50% gracias al trabajo conjunto.

Pero lo que más llena de orgullo a Samuel y Adolfo es haber logrado posicionar a Ica como una ciudad fértil para el reciclaje alternativo. La Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC) decidió incluirlos en la generación 2019 de los premios Protagonistas del Cambio, algo inédito para un emprendimiento nacido en la región iqueña.

Ese primer logro los catapultó a otro desafío: fueron contactados por Coca-Cola Perú para trabajar en conjunto en un proyecto nunca antes visto. Así surgió el programa piloto #BodegaSinResiduos. Durante toda la temporada de verano de este año, seis bodegas de Ica fueron convertidas en puntos de reciclaje de envases de plástico para incentivar a un mejor tratamiento de los residuos en los barrios.

La alianza estratégica con Coca-Cola Perú se transformó en la confirmación de que iban por el camino correcto. “Queremos que esto sea un ejemplo para las empresas iqueñas; que vean que así como Coca-Cola es responsable de sus residuos, ellos también lo pueden ser. Y a través de PachApp pueden tener un impacto social y ambiental”, explica Samuel.

“Empresas como Coca-Cola están viendo un gran potencial en nosotros”, considera el cofundador de PachApp. En este marco, la tecnología se ha convertido en la mejor herramienta para alcanzar Un Mundo Sin Residuos, el compromiso global de Coca-Cola para recolectar y reciclar el 100% de sus envases comercializados al 2030.

PachApp pasó de ser una idea ingeniosa a una solución práctica e innovadora. Y el caso de Luis Taco, un reciclador formal de Parcona, es un ejemplo de cómo la tecnología puede cambiar la vida de los recicladores. “Don Luis creyó en nosotros y ahora sus ingresos han mejorado. La idea es que más recicladores sigan este camino”, señala Adolfo.

Ahora el equipo de PachApp enfrenta un nuevo desafío: reinventarse frente a la pandemia. Después de siete meses sin actividades, son dos las metas trazadas: reiniciar las operaciones en Ica y concretar la llegada a Lima. “PachApp se detuvo por la cuarentena, pero hemos aprovechado el tiempo al máximo para reestructurarlo todo. Estamos esperando para retomar el trabajo en Ica, ahora que se levantó la cuarentena el 1 de octubre; y queremos llevar el piloto a Lima con el apoyo de un partner”, cuenta Samuel.

Las crisis presentan las mejores oportunidades, y por eso Samuel y Adolfo ya están preparando el regreso de PachApp. “El uso del plástico ha aumentado en estos meses, pero hay más empresas que empiezan a valorar el tema del medioambiente. El COVID nos ha tenido encerrados, pero nos ha traído nuevas oportunidades”, dice Samuel.

Poco a poco, más de 34 empresas volverán a reciclar sus residuos sólidos en Ica; y si todo sale bien, una asociación de recicladores en Lima se sumará a PachApp. “Buscamos concientizar a más empresas y que más recicladores sean beneficiados”, dice Adolfo. La premisa es clara: “Reciclar no es una opción, es nuestra responsabilidad”.