El reciclaje ha cobrado un mayor impulso en Chorrillos en los últimos días: con el inicio del programa Mi Barrio Lindo, liderado por Coca-Cola Perú, Sinba, Recidar y Soluciones Conjuntas, un total de 25 negocios, desde bodegas hasta peluquerías, se han convertido en puntos limpios para que miles de vecinos depositen sus residuos reaprovechables.

La novedosa iniciativa cuenta con el respaldo de la Municipalidad de Chorrillos, que ha identificado tres beneficios concretos en favor del distrito. Leandro Maldonado, Coordinador de la Gerencia de Servicios a la Ciudad y Gestión Ambiental de la comuna chorrillana, se encargó de detallar cuál es el impacto de Mi Barrio Lindo en cada caso:

1) Segregación correcta de los residuos. Mi Barrio Lindo es un complemento ideal al programa municipal de segregación domiciliaria Eco Chorrillos, iniciado en 2020. Además de poder segregar en casa y entregar sus residuos a recicladores autorizados, ahora los vecinos cuentan con contenedores en los principales negocios de su barrio.

Para Leandro Maldonado, el mayor aporte de Mi Barrio Lindo es la participación activa de los dueños de negocios en la sensibilización de los vecinos. “Son los actores clave en este sistema. Van a fomentar el reciclaje entre sus clientes. Van a convertirse en promotores ambientales in situ para poder brindar educación ambiental en sus barrios”, comentó.

Los negocios participantes de Mi Barrio Lindo cuentan con dos contenedores: uno para las botellas de plástico PET; y otro para el resto de residuos reaprovechables.

2) Reducción de puntos críticos de basura. Una de las principales preocupaciones de los distritos limeños es el manejo de los residuos sólidos en las calles. El programa municipal Eco Chorrillos nació como solución a esa problemática, mientras que  Mi Barrio Lindo refuerza el hábito del reciclaje entre los vecinos

“El objetivo de Eco Chorrillos es básicamente el mismo de Mi Barrio Lindo: reducir los puntos críticos en el distrito, en donde abunda mucha cantidad de residuos sólidos en las calles”, explicó Maldonado. La meta es que, a través de una correcta segregación en hogares y comercios, la mitad de los residuos puedan ser reaprovechados.

3) Eficiencia en el uso de los recursos. A mayor participación de los vecinos en Mi Barrio Lindo, las tasas de recolección de plástico PET y otros materiales aumentarán y eso permitirá un ahorro significativo en el uso de recursos por parte de la Municipalidad de Chorrillos: desde empleo de camiones, personal extra y recojo de basura acumulada en las calles.

Leandro Maldonado, Coordinador de la Gerencia de Servicios a la Ciudad y Gestión Ambiental de la Municipalidad de Chorrillos, destacó el aporte de Mi Barrio Lindo

El cambio ya empezó

En esta primera etapa, el programa Mi Barrio Lindo ha instalado contenedores en 25 negocios de los barrios Bello Horizonte, San Genaro, Villa Marina y Cedros de Villa de Chorrillos. Al cierre del primer año se espera contar con una red de 100 comercios participantes. Una vez cumplidos los objetivos, la meta será llegar a toda Lima.

Eco Chorrillos, por su parte, busca incluir a cada vez más hogares del distrito en el recojo de residuos correctamente segregados. “Nosotros, como Municipalidad, invitamos a todos los vecinos y a todos los comerciantes a que se sumen a esta gran iniciativa de Mi Barrio Lindo para así lograr un Chorrillos sostenible y ecológico”, afirmó Maldonado.

La conjunción de esfuerzos desde el sector público y privado es crucial. “Nos alegra bastante que empresas como Coca-Cola impulsen este tipo de iniciativas. Cuidar el medio ambiente no solo es tarea de la municipalidad. Es tarea de todos”, explicó Maldonado. Solo así el sueño de alcanzar Un Mundo Sin Residuos podrá hacerse realidad.

“Ese ahorro de recursos podría ser invertido en otros programas o herramientas ambientales que ayuden a tener un distrito más verde, más ecológico y más bonito para nuestros vecinos”, explicó Maldonado, quien espera que tanto Eco Chorrillos, como Mi Barrio Lindo, puedan extenderse a todos los barrios del distrito.