La innovación y el emprendedurismo fueron los grandes protagonistas del Innóvate Perú Summit 2019, el primer evento del país dedicado a la discusión y promoción de proyectos empresariales emergentes marcados por su espíritu creativo, la sostenibilidad y la responsabilidad social.

Las más de 400 personas que se dieron cita en el Centro de Convenciones de Lima, reafirmaron el compromiso con el ecosistema emprendedor local y la importancia de contar con espacios de este tipo para tejer redes de colaboración. Organizado por el Ministerio de la Producción, a través del Programa Nacional de Innovación para la Competitividad y Productividad (Innóvate Perú), el evento convocó a emprendedores peruanos, quienes presentaron más de 20 proyectos de innovación y tecnología. Las propuestas - cofinanciadas por Innóvate Perú, Banco Interamericano de Desarrollo y universidades, entre otros, están vinculadas a diferentes sectores productivos, como agricultura, biotecnología o alimentación.

Gianina Jiménez, Gerente de Relaciones Institucionales y Sostenibilidad de Coca-Cola Perú, presentó el caso de la primera botella en Perú hecha 100% de plástico reciclado. 


“En 12 años de existencia hemos financiado 3.500 proyectos”, recordó Rossmery Cornejo, Coordinadora Ejecutiva de Innóvate Perú, y destacó el rol de este encuentro para el país: Estos espacios existen en el mercado local, pero demandan un costo para el emprendedor y a veces estos no tienen los medios para pagar, por eso el Estado está invirtiendo en los emprendedores e innovadores”.

Los 12 oradores que participaron del encuentro inspiraron a los jóvenes de todo el país, que esperaban ansiosos conocer sus experiencias como referentes y agentes de cambio. Uno de los expositores internacionales fue el estadounidense Patrick McGinnis, fundador de Dirigo Advisors y autor de “Emprendedor al 10%”, una guía para convertirse en empresario sin renunciar al trabajo. Su propuesta cautivó a la audiencia, que escuchó atenta la idea de ser un emprendedor part time, lo cual -asegura Patrick- reduce las posibilidades de pérdida y aumentan las de éxito.

El panel “Innovando desde la empresa” presentó diversas experiencias de innovación local. Gianina Jiménez, Gerente de Relaciones Institucionales y Sostenibilidad de Coca-Cola Perú, expuso el caso de la botella ecoflex de San Luis. Se trata de un envase de características únicas: hecho 100% a partir de plástico reciclado, con un peso de sólo 14 gramos y 100% reciclable. En el proceso de diseño de la botella se partió del reto de fabricar una botella hecha 100% de otras botellas, y marcar un hito en el sector en el Perú. La experiencia permitió comprobar que el ingenio aplicado al medio ambiente permite unir innovación y sostenibilidad.

Por su parte, Carolina Botta, Gerente General de Shift, organización no gubernamental que agrupa a 22 empresas del país dedicadas a la innovación, se refirió a la innovación como un concepto alineado e indesligable de la sostenibilidad medioambiental. A su vez, aseguró que las nuevas generaciones piensan sus startups desde el componente del bienestar del ser humano y el cuidado del planeta.

“Hay mucho interés en las nuevas generaciones en el cuidado de los recursos no renovables y asociados a la sostenibilidad medioambiental, vinculados siempre a las personas y su bienestar. Se ven muchas iniciativas con residuos, con el ahorro de agua. Yo creo que los jóvenes tienen clara la variable medioambiental, creo que si ven que no es medioambientalmente sostenible su emprendimiento, lo descartan de manera automática y natural”, indicó Carolina.

Los jóvenes emprendedores tuvieron una ventana en el Innóvate Perú Summit 2019, y allí mostraron su afán por aplicar modelos de negocio desafiantes que tienen a la responsabilidad social como elemento clave para el éxito, desde el comienzo o hasta alcanzar el éxito corporativo.