Para aumentar la conciencia sobre los objetivos de sostenibilidad del festival de música de Electric Picnic, Coca-Cola Irlanda presentó una increíble exhibición de vida silvestre, flores y árboles hechos completamente con botellas recicladas. El jardín incluso tenía una sorpresa en la tienda para aquellos que la visitaban por la noche.

Todos los años desde 2004, Stradbally Hall en County Laois, Irlanda, se llena de gente para disfrutar de un fin de semana de música, arte y baile. Pero este año, junto con los organizadores del festival, Coca-Cola se propuso que los asistentes se fueran con un poco más que barro en sus botas de agua.

La Compañía se asoció con artistas para crear un impresionante jardín de botellas recicladas en un lugar principal del festival. Su objetivo era alentar a los asistentes al festival a pensar sobre el impacto de Electric Picnic en el medio ambiente y ayudarlos a contribuir a la búsqueda de la sostenibilidad del festival en la industria.

Los talentosos artistas reutilizaron los desechos reciclables recolectados durante el fin de semana en puntos de reciclaje designados, transformándolos en artículos decorativos con temas de jardín, y los resultados fueron increíbles.

Inspiración para el jardín

Las iniciativas ecológicas tras el lanzamiento del informe Show Must Go On (como respuesta a las conversaciones sobre el cambio climático de 2015 en París) delinearon el impacto ambiental de la industria en su conjunto y proporcionó una base para la acción.

El Recycled Bottle Garden es solo una de las formas en que el Sistema Coca-Cola y Electric Picnic están trabajando para crear una industria de festivales sostenible. La Compañía está comprometida con el Festival Vision: 2025 Pledge, que tiene como objetivo reunir festivales para crear un futuro sostenible.

Además, es un hecho que el 100% de nuestras botellas son reciclables, y seguimos trabajando con todos nuestros socios para aumentar las tasas de reciclaje y recuperación y aumentar la cantidad de material reciclado en nuestras botellas.

Si quieres conocer cómo un partido de clasificatorias para el Mundial Rusia 2018 puede ser sostenible, lee esta nota.