En alianza con Recidar, Sinba y Soluciones Conjuntas, Coca-Cola Perú acaba de lanzar esta iniciativa en favor de la economía circular como parte del compromiso por alcanzar Un Mundo Sin Residuos. Un total de 100 puntos limpios serán instalados en diferentes negocios de uno de los barrios más populares de la capital.

El barrio Bello Horizonte en Chorrillos se convertirá desde junio en un modelo a seguir por el resto de barrios en todo el Perú. Su nombre es un buen augurio. Y es que en sus calles se dará inicio al programa Mi Barrio Lindo, impulsado por Coca-Cola Perú en alianza con Recidar, Sinba y Soluciones Conjuntas, para impulsar el reciclaje a partir de la sensibilización, capacitación e instalación de puntos limpios.

La iniciativa forma parte del compromiso global de la Compañía Coca-Cola denominado Un Mundo Sin Residuos, que tiene como propósito recuperar y reciclar el equivalente al 100% de los envases que comercializa en todo el mundo para el 2030. En el Perú, Mi Barrio Lindo se suma a una serie de acciones emprendidas por Coca-Cola Perú para estimular la circularidad


Entérate aquí las cinco claves más importantes de este nuevo programa:

1. ¿Qué acciones incluye el nuevo programa?

Mi Barrio Lindo impulsará tres acciones: sensibilizar a la población de Bello Horizonte, capacitar a dueños de comercios y recicladores, e instalar puntos limpios en los diferentes comercios de la zona para facilitar la segregación de los residuos. “Es un programa de sensibilización ambiental que busca promover la economía circular en los barrios periféricos de Lima”, explica Silvana Caro, Directora Ejecutiva de Soluciones Conjuntas

Uno de los puntos limpios se encuentra ubicado en el bazar de Recidar. Se espera alcanzar 100 negocios participantes al cabo de un año en Bello Horizonte. 

En una primera etapa, se instalarán 25 puntos limpios (tachos para segregar residuos reaprovechables) en diversos negocios como bodegas, mercados y restaurantes. “A partir de eso vamos a sacar lecciones y aprendizajes para poder avanzar con 55 puntos más, y luego vamos a tener una tercera etapa de implementación para tener 20 negocios adicionales. Con eso lograremos llegar a 100 negocios locales”, informa Silvana.

Durante un año los vecinos no solo tendrán a la mano más estaciones de segregación, sino que recibirán la información necesaria para fortalecer el hábito del reciclaje: tips, consejos y trivias. “Los vecinos serán parte a través de los diferentes canales digitales como el Whatsapp, y la fanpage oficial en Facebook”, explica Paola Palacios, Gerente de Asuntos Públicos, Comunicaciones y Sostenibilidad de Coca-Cola Perú y Ecuador.

2. ¿Por qué se eligió al barrio de Bello Horizonte?

La elección de Bello Horizonte no es casual. Este barrio es la sede de Recidar, uno de los aliados de Coca-Cola Perú y ganador del Desafío Kunan 2020 por su incansable esfuerzo de rescatar enseres y objetos en desuso para darles un mayor tiempo de vida en manos de los más vulnerables. “Para nosotros es más que un hito que el programa empiece en nuestro barrio”, asegura Ariana Melchor, Gerente de Comunicaciones de Recidar.

El vínculo creado a través del bazar en donde Recidar vende a precios sociales los enseres restaurados es una ventaja para iniciar el programa. “Ya hay lazos importantes de confianza”, explica Silvana Caro. Muchos de los vecinos, como Ana Rosa Arauco, ya están al tanto de la iniciativa: “Me parece una excelente idea. Nosotros como vecinos tenemos que colaborar entre todos para poder tener un barrio más lindo y limpio”.

Silvana Caro, Directora Ejecutiva de Soluciones Conjuntas, es una de las encargadas de liderar el nuevo programa “Mi Barrio Lindo”. 

3. ¿En qué consistirá la participación de comerciantes y recicladores?

Enrique Torres, dueño de la bodega “Octavio y Gachi”, ya tiene claro que su negocio será un punto de encuentro para la mejora de su barrio. Así como él, otros 24 establecimientos serán los encargados de acopiar los residuos reaprovechables en puntos limpios. “Con esta iniciativa ganamos todos. Por eso invito a mis vecinos a participar trayendo sus envases. Si todos contribuimos se puede lograr un barrio más lindo”, afirma.

En el caso de los recicladores, el protagonismo también está asegurado. Sendy Pérez, recicladora de Chorrillos desde hace diez años, será una de las encargadas de que todo lo acopiado llegue nuevamente a las industrias para ser reutilizado en nuevos envases. “Que más vecinos se unan al programa significa para nosotros los recicladores tener una mayor facilidad y seguridad en el trabajo, y más ingresos para nuestras familias”, explica.

4. ¿En qué favorecen las alianzas al nuevo programa?

La participación de Coca-Cola Perú, Recidar, Sinba y Soluciones Conjuntas asegura poner en práctica todo lo aprendido por cada una de estas organizaciones en materia de sostenibilidad y economía circular. “Sabemos que solos no podemos conseguir avanzar tanto como podríamos hacerlo con la ayuda de aliados estratégicos que cuentan con la expertise para desarrollar un programa de este tipo”, afirma Paola.

Comercios como el de Enrique Torres serán esenciales para el éxito del programa. Los puntos limpios permitirán tener un vínculo más estrecho con sus clientes. 

A la experiencia de Coca-Cola Perú y su aliado embotellador Arca Continental Lindley, como las primeras empresas en el país en cumplir con las metas del Acuerdo de Producción Limpia, se suma el conocimiento y la logística de Recidar y Sinba, dos emprendimientos socioambientales especializados en la circularidad de los residuos. Por su parte, Soluciones Conjuntas aporta la visión estratégica en sostenibilidad.

5. ¿Qué beneficios traerá esta iniciativa a los barrios?

El primer beneficio será el fortalecimiento de la cadena de reciclaje. “Estamos viendo cómo a partir de esta experiencia vamos a lograr que nuestros barrios se vuelvan muchísimo más circulares; y que la basura sea realmente reaprovechada”, explica Silvana de Soluciones Conjuntas. En paralelo, los comercios cobrarán más notoriedad al convertirse en puntos limpios. “Así promoveremos la reactivación de los negocios locales”, añade.

Por último, la creación de una comunidad comprometida con su entorno más inmediato ayudará a una mejor armonía en el barrio. “La idea es pasar de ser consumidores a verdaderos ciudadanos”, explica Ariana de Recidar. Para Paola de Coca-Cola Perú y Ecuador, esto traerá una verdadera participación: “Empoderarnos respecto a nuestros espacios públicos nos ayudará a construir y dejar un legado a las futuras generaciones”.