Alrededor de 300 tapitas son suficientes para fabricar un skate con plástico reciclado,  pero sin una cuota de innovación, compromiso con el planeta y espíritu juvenil esto no sería posible. Así lo demostró Waysted, que se alió con Coca-Cola Perú para elaborar una línea de skates con plástico reciclado y los colores de la Compañía. En la vigésima quinta edición del CADE Universitario, tres afortunados ganaron los primeros ejemplares de la colección.

Creada por Javier Kanashiro, Mario Spelucin, Julio La Torre y Franco Trujillo, Waysted nació con el propósito de incentivar el reciclaje entre los jóvenes. Un ejemplo de reutilización: tapitas que pueden ser más que residuos. Después de meses de trabajo en equipo, el modelo quedó listo, y se decidió que sería obsequiado a los futuros líderes del país.

El modelo de skate Coca-Cola tiene un 40% de tapitas recicladas en su composición. El otro 60% corresponde al reciclado de plástico de baterías de automóviles. 

Según los creadores de Waysted, las tapitas constituyen un 40% del plástico necesario para la confección de los skates. Un promedio de 300 tapitas recicladas. El 60% restante es  polipropileno de baja intensidad, que se recupera del plástico desechado de las baterías de automóviles. En ambos casos, el medio ambiente es beneficiado. “Así, reutilizamos el plástico que podría acabar en un relleno sanitario o en el mar”, explica Javier Kanashiro.

Los tres ejemplares destinados para el CADE Universitario 2019 coronaron una jornada en la que los 693 participantes del evento tuvieron un rol activo en el reciclaje de envases de bebidas. A través de una máquina EcoBox, instalada por Coca-Cola Perú, se pudieron acopiar más de 500 botellas de plástico PET. A cambio de esta valiosa colaboración, los jóvenes universitarios obtuvieron tickets para el sorteo de los tres skates.

Al caer la tarde, Gianina Jiménez, Gerente de Relaciones Institucionales y Sostenibilidad de Coca Cola Perú, se encargó de anunciar a los ganadores en medio del módulo de realidad virtual de Un Mundo Sin Residuos: Analuz Pérez, alumna ayacuchana de la Universidad San Ignacio de Loyola; Laydy Quispe, estudiante de la Universidad Católica San Pablo de Arequipa; y David Terán, estudiante puneño de la Universidad Nacional de Ingeniería.

Una de las más emocionadas fue Analuz. “Nunca me había ganado nada en la vida. Estoy muy contenta. Me parece muy bueno que sea un premio hecho con tapitas. Más aún cuando es de Coca-Cola Perú, una marca que me gusta”, dijo tras hacer las primeras pruebas sobre su skate. “Estoy muy comprometida con el reciclaje, pero a partir de este premio voy a fomentarlo aún más entre mis amigos”, comentó.

Los participantes del CADE Universitario participaron del sorteo de los tres skates de Coca-Cola Perú luego de reciclar botellas de plástico en la EcoBox. 


El otro compromiso de Analuz es aprender a rodar sobre el skate. Una de sus mejores amigas de la universidad será su maestra. “Yo siempre he creído que esto es libertad, porque te mueves a cualquier lugar. Una amiga suele usar skate, y me encanta ver cómo ella vive así: libre, tranquila, con su música, y así quiero utilizarlo como ella”, dijo.

El skate de Waysted, modelo Coca-Cola, tiene 1,7 kilogramos de plástico reciclado, y es similar al modelo Waysted Urban para paseo, pero tienen otra versión, Waysted Edición Limitada, es más recomendable para mejores maniobras. Ambos modelos fueron lanzados en mayo del año pasado a partir de la inclusión de este emprendimiento como parte de los ganadores de la sexta generación de StarUp Perú.

El nombre de Waysted es un juego de palabras, que alude a seguir un mismo camino (way), como el sabio pelícano de las costas peruanas, y a la necesidad de reciclar los desechos (waste). El eslogan trata de reforzar ambos sentidos: “The better way” (“El mejor rumbo o la mejor manera”). “Queremos que la industria de los productos hechos en base a plástico reciclado crezca”, explicó Javier Kanashiro, uno de los creadores de la marca.