Un chofer de bus y un reciclador tienen más en común de lo que se cree. A diario, ambos ofrecen un servicio público a la comunidad. Ahora, a raíz del lanzamiento del novedoso programa ReciclaBus, impulsado por Coca-Cola Perú en alianza con la ONG Recicla, Pe!, se han convertido además en aliados para impulsar el reciclaje en Lima.

La meta común es convertir 700 unidades de transporte público y 12 paraderos de Jesús María en puntos limpios para la ciudad. Mientras los choferes, bajo el título de “conductores sostenibles”, incentivan a los pasajeros a colocar sus botellas vacías en las bolsas instaladas dentro de los buses, los recicladores son los encargados de procesar lo acopiado.

Un paso previo, sumamente importante, es que los “conductores sostenibles” cumplan con la tarea de llevar las bolsas repletas de botellas a los contenedores ubicados en los paraderos. Cada una de ellas llevará su nombre y un código asignado. Una vez en el centro de acopio, el tratamiento de los residuos quedará en manos de los recicladores formales.

“El programa ReciclaBus logra tener dos impactos: el primero, evidentemente, está referido al cuidado del medio ambiente, pero también permite que a partir de la participación de choferes y pasajeros se genere un mayor volumen de trabajo para los recicladores, base de la cadena”, explica Fiorella Danjoy Acosta, Directora Ejecutiva de Recicla, Pe!

Los recicladores formales de Jesús María son los encargados de retirar todo el material acopiado por los choferes y pasajeros en los contenedores. 

En esta primera etapa del programa de Coca-Cola Perú y ONG Recicla, Pe!, la alianza con la Autoridad de Transporte Urbano (ATU) para Lima y Callao, la Asociación de Concesionarios de Transporte Urbano (ACTU), pero, sobre todo, con la Municipalidad de Jesús María, ha asegurado la participación de 38 miembros de la Asociación de Recicladores de Jesús María y la Asociación de Recicladores Avancemos Juntos.

“Calculamos que vamos a recolectar más de diez toneladas de residuos al final de la campaña, que se extenderá por seis meses”, asegura Daniela Tagle, Cofundadora y Directora de Recicla, Pe!. En promedio, un kilo de botellas significa un sol más de ganancia para los recicladores, lo que supondrá mejores ingresos para todos los asociados.

En resumen, el programa ReciclaBus permite tres beneficios concretos en favor de los recicladores afiliados a través de la Municipalidad de Jesús María.

1. Mejores condiciones de trabajo. Con puntos limpios identificados, más la participación activa de la ciudadanía, cada vez se hace menos necesario que los recicladores recojan del suelo o de botaderos informales residuos reaprovechables como botellas y vidrio.

2. Mayores ingresos para sus familias. A mayor volumen de material reciclado, los recicladores podrán generar más recursos. Además, cuanto más limpios estén los envases segregados, el procesamiento del material será más rápido y eficiente.

3. Reconocimiento a nivel social. La inclusión de los recicladores en programas de este tipo pone en valor el trabajo que realizan a diario y recuerda la importancia de apostar por la formalización de más recicladores a nivel nacional.

En total, 38 recicladores formales de dos asociaciones de Jesús María se verán beneficiados por el programa ReciclaBus


El programa Reciclabus es una de las numerosas iniciativas derivadas del compromiso global de la Compañía, llamado Un Mundo Sin Residuos, que busca recolectar y reciclar el equivalente al 100% de los empaques que se comercialicen al 2030. Conocer en qué paraderos se encuentran las estaciones de reciclaje: https://reciclabus.reciclape.org/