Unos pocos días en Lima bastaron para que Ulrike Sapiro se convenciera de que la seguridad hídrica del futuro es posible. En su primera visita al Perú, la Directora en Temas de Agua y Agricultura Sostenible de The Coca-Cola Company destacó los esfuerzos a nivel local, alineados con el compromiso global de la Compañía: #CadaGotaCuenta.

“En el Perú y en el resto de países es un reto administrar los recursos hídricos de forma responsable. Es muy importante que demostremos esta práctica con relación a la seguridad hídrica, y el Perú es un gran ejemplo de eso”, le dijo a Journey, durante el evento organizado por Coca-Cola Perú, Arca Continental Lindley y 2030 Water Resources Group, para promover más alianzas entre diferentes organismos públicos y privados vinculados a la gestión del agua.

Durante el evento organizado por Coca-Cola Perú, Arca Continental Lindley y 2030 Water Resources Group, Ulrike Sapiro habló sobre la necesidad de crear una plataforma de colaboración. 


Ulrike reconoció especialmente dos acciones concretas para neutralizar la huella hídrica de Coca-Cola en el Perú. En primer lugar, la reposición de aguas en la Reserva de Biosfera Oxapampa-Asháninka-Yanesha, a través de Acuerdos Recíprocos por el Agua (ARAs) firmados por agricultores y ganaderos. Y, en segundo lugar, la eficiencia en el uso y reuso de aguas en las plantas embotelladoras de Arca Continental Lindley, tanto en Pucusana como en Trujillo.

“Estoy muy feliz de ver por primera vez todo el trabajo que el sistema peruano ha hecho y nuestra compañía está haciendo con el agua en el Perú. Es realmente un proyecto faro, un país faro para el 2030 Water Resources Group”, dijo en relación al departamento del Banco Mundial que impulsa la gestión sostenible de los recursos hídricos a partir del trabajo conjunto entre diversos organismos multilaterales, estatales y empresas privadas.


La participación de Coca-Cola como socio global de 2030 Water Resources Group ha permitido que el Perú promueva un proyecto de recuperación de la cuenca alta del río Chilca. El principal objetivo de este programa es mejorar los cultivos de 600 habitantes de Calahuaya, en el distrito de Mariatana en Huarochirí, y aumentar el acceso al agua de los vecinos de Pucusana en la parte baja de la cuenca. Para Ulrike, este es un caso ejemplar.

“Necesitamos trabajar juntos en este triángulo dorado que forman el sector público, los gobiernos y el sector privado, que hace que este cambio para la conservación suceda. Y venir al Perú y ver cómo esto funciona en la práctica es una oportunidad fantástica. Y esto realmente está construyendo en nuestro sistema un trabajo sobre el uso y planificación responsable de los recursos hídricos”, explicó la vocera de Coca-Cola.

Ulrike reconoció que compañías como Coca-Cola, que basan su negocio en el agua, deben participar en la búsqueda de soluciones para la sostenibilidad. “Este es un reto porque, aún cuando somos capaces de manejar este recurso de forma sostenible y de planificar el uso del agua, sabemos que tenemos que trabajar juntos con diversos actores”, aseguró.

Durante el evento, un panel de expertos debatió sobre las acciones a favor de preservar el agua. 


En ese sentido, remarcó la importancia de crear una plataforma común para unificar los esfuerzos y coordinar las acciones en favor del agua: “Este espacio de colaboración servirá para que los diferentes ministerios trabajen transversalmente con la sociedad civil, las comunidades y el sector privado. Solo así sabremos cuáles son los retos aquí, cómo los podemos resolver juntos, y cómo le podemos dar lugar a nuevas políticas públicas”.

El futuro supone riesgos y algunas amenazas, pero Ulrike está convencida que el sector privado está haciendo su parte con el fin de garantizar el agua, tanto para la industria como para millones de personas. “La mitad de la población en el mundo está enfrentando constantemente estrés hídrico. Entonces tenemos una fantástica oportunidad para que todas las compañías tomen acciones colectivas a gran escala”, aseguró.

Si quieres conocer más historias sobre cómo Coca-Cola Perú reduce, reutiliza y repone el agua que utiliza en sus procesos productivos, dale click aquí.