Lograr Un Mundo Sin Residuos es un compromiso que guía nuestras acciones todos los días, pero el Día de la Gestión Integral de los Residuos Sólidos fue una ocasión especial para evaluar cómo estamos avanzando hacia la meta de recolectar y reciclar el 100% de nuestros empaques al 2030.

“En el Perú estamos avanzando en el camino para cumplir las metas de Un Mundo Sin Residuos y, en alianza con diferentes actores de la sociedad, hemos logrado hitos importantes, como contar con las primeras botellas hechas 100% de material reciclado en el país”, comentó Gianina Jiménez, Gerente de Relaciones Institucionales y Sustentabilidad en Coca-Cola Perú, durante la charla online “Acciones y compromisos para una Gestión Integral de los Residuos Sólidos”, organizada por la Municipalidad de San Borja el pasado 19 de septiembre.

En medio de la pandemia, este es un motivo para ilusionarse con una mejor gestión de los residuos sólidos. Sin embargo, se presentan nuevos desafíos para encarar un mundo con cambios cada vez más acelerados. Gianina Jiménez se animó a presentar cinco acciones concretas para consolidar la reactivación del reciclaje: 

1. Concebir empaques que puedan tener más de una vida.

“Si concebimos más envases que puedan ser reciclados, podrán ser convertidos en nuevos empaques o en objetos utilitarios”, explicó. En el caso de Coca-Cola, todos nuestros empaques son 100% reciclables y lanzamos la botella de San Luis hecha 100% de otras botellas recicladas. En total, 140 millones de botellas se reciclaron en 2019 para elaborar ese empaque. Además, el aligeramiento de este empaque significó reducir 5000 toneladas de plástico por año.

Gianina Jiménez, Gerente de Relaciones Institucionales y Sustentabilidad en Coca-Cola Perú, compartió algunas propuestas para reactivar el reciclaje en el país.

2. Apostar por un consumo más consciente.

“Necesitamos aumentar las tasas de recolección, pero para hacerlo tenemos que asegurarnos que todos, al consumir un producto, seamos consumidores conscientes. Preguntarnos: ¿Este empaque puede volver a utilizarse? Y si ya lo compramos, asegurarnos que los podemos segregar”, sugirió. Iniciativas como la Ecobox y el programa #BodegaSinResiduos facilitan esta tarea.

3. Concretar más alianzas y acuerdos de producción limpia.

“La alianza con Cencosud, a través de las tiendas Wong, nos permitió impulsar las máquinas Ecobox para reciclar a cambio de descuentos”, contó Gianina. El otro caso, #BodegaSinResiduos, fue el resultado del trabajo colaborativo con los emprendedores de PachApp. La firma del Acuerdo de Producción Limpia con el Ministerio del Ambiente es otra forma de incentivar a otras empresas o aliados a sumarse a la ruta de la economía circular.

4. Replicar los buenos ejemplos a nivel distrital.

Los gobiernos locales son los responsables de la gestión de los residuos sólidos en los barrios. Un caso para destacar es la Municipalidad de San Borja, representante del Perú en el reto #WeLoveCities sobre ciudades sostenibles del WWF que reúne a 57 ciudades. “Quiero felicitar a la municipalidad y a todos sus vecinos porque son un ejemplo que queremos imitar”, dijo Gianina.

5. Acompañar el retorno de los recicladores.

“Frente a la crisis sanitaria, el reciclaje se paró. Los recicladores se vieron en una situación complicada, y decidimos ayudarlos. Y lo hicimos con el apoyo de Ciudad Saludable”, explicó Gianina. Más de 3200 recicladores de 12 regiones del Perú recibieron víveres y equipos de bioseguridad para retomar sus labores. Una de las asociaciones beneficiadas fue World Recycling de San Borja.

Ahora más que nunca se necesita la participación de todos. Para Eduardo De La Torre, Coordinador Nacional de Ciudad Saludable, el escenario plantea grandes retos: “Antes de la pandemia nos decían que había un 4% de recuperación de residuos. Ahora, esos datos han disminuido”. La razón detrás: programas municipales de segregación sin reactivar y un alto porcentaje de recicladores inactivos. “Hay mucho por hacer todavía”, aseguró. 

Juan Lao, Especialista en Residuos Sólidos del Ministerio del Ambiente, mostró que el 76% de los residuos generados en el Perú pueden ser reaprovechados.


Por su parte, Juan Lao, Especialista en Residuos Sólidos del Ministerio del Ambiente, recordó las oportunidades que brinda una correcta gestión de los residuos a partir de un dato concreto: 76% de los desechos generados en el Perú tiene un potencial de valorización, pero apenas un 1,2% se recicla. Según explicó, las municipalidades y empresas como Coca-Cola son dos de los principales agentes de cambio.

“Coca-Cola logra recuperar sus botellas porque las municipalidades impulsan sus programas de segregación”, recordó. Ese trabajo mancomunado se ha visto reflejado en una de las metas del Sistema Coca-Cola como parte del Acuerdo de Producción Limpia: concretar seis alianzas con gobiernos locales. “Es un ejemplo muy exitoso, que impulsa a que las demás empresas se sumen a este cambio”, concluyó Lao.