El presidente y CEO de la Compañía Coca-Cola, James Quincey, abrió en abril pasado la reunión anual de accionistas realizando una rápida mirada por el espejo retrovisor antes de girar y enfocarse en el prometedor camino que la Compañía tiene por delante.

"Hemos generado más de 120 mil millones de dólares en valor accionario en los últimos diez años", aseguró a una audiencia compuesta por unos 150 accionistas en el World of Coca-Cola, a unas pocas cuadras del lugar donde se sirvió la primera Coca-Cola hace ya 132 años.

"Ese es el poder del sistema Coca-Cola. Y todavía crece".

Quincey se dirigió a los accionistas apenas 24 horas después de que la Compañía informara los sólidos resultados que arrojó el primer trimestre de 2018 y aprovechó la ocasión para explicar cómo evoluciona el negocio de acuerdo con los cambios en los gustos de los consumidores y las expectativas de los accionistas.

"Nuestro negocio tiene que partir de la pasión por entender lo que la gente quiere y darle precisamente eso... así de simple", dijo. "Si la gente quiere bebidas con menos azúcar, más ingredientes orgánicos o envases completamente reciclables, lo que la gente quiere es el corazón de nuestra estrategia para tener éxito".

Kent, ex presidente y CEO de la Compañía dio la bienvenida a los accionistas: "Seguimos firmemente comprometidos con la creación de valor sostenible a largo plazo para ustedes y todos quienes están conectados con nuestro negocio", expresó.


La Compañía adoptó un enfoque emprendedor de "prueba y aprendizaje" de modo de aumentar y ampliar una cartera de bebidas centrada en el consumidor. "Estamos construyendo una cultura inclusiva de curiosidad y empoderamiento para que las nuevas ideas puedan volverse realidad rápidamente", dijo Quincey. "Apostamos por el progreso, no por la perfección".

Con más de 500 marcas y operaciones en casi todos los países del mundo, la "primacía absoluta en bebidas" que tiene Coca-Cola le permite a la Compañía "elevar, cambiar y potenciar" rápidamente las marcas ganadoras de un país a otro, aseguró y citó las recientes expansiones internacionales de SmartWater, Fuze Tea y AdeS.

Además, las adquisiciones como la del agua con gas Premium, Topo Chico, y las innovaciones como Coca-Cola Georgia Peach y Coca-Cola California Raspberry son una clara respuesta a los requerimientos de los consumidores por los sabores locales, dijo Quincey.

La Compañía sigue tomando además medidas orientadas a garantizar que "estamos haciendo negocios de la manera correcta, no de la manera fácil", explicó Quincey, "dándoles a las personas las marcas que aman de una Compañía en la que confían"

Esto incluye la recientemente anunciada visión global de empaques sostenibles Un Mundo Sin Residuos, que apunta a recuperar y reciclar cada botella o lata que se ponga en el mercado para el año 2030.

"Los mejores momentos de nuestro negocio se dan cuando creamos oportunidades compartidas a través del crecimiento", concluyó Quincey.