Con 700 mil empleados y 250 socios embotelladores en 200 países del mundo, Coca-Cola transitó naturalmente el camino de la diversidad durante sus 132 años de historia. Desde Estados Unidos a Nepal y desde el Perú hasta Indonesia, la apuesta por la interculturalidad a nivel laboral y social es un rasgo distintivo de la Compañía. Evangelina Suárez, Gerente General de Coca-Cola Perú, reafirmó este compromiso durante el I Foro de Diversidad, organizado por la Cámara de Comercio Americana del Perú (AmCham).

Formada en una familia argentina con raíces españolas e italianas, la historia personal de Evangelina Suárez resume muy bien la esencia de Coca-Cola. Desde pequeña, a través de su formación en una escuela Waldorf, con una pedagogía alemana centrada en la inclusión y el aprendizaje a través de la experiencia, entendió que ser inclusivo significaba ponerse en el lugar del otro para valorar su punto de vista y así tomar mejores decisiones.

Tras su llegada al Perú —hace poco más de un año—  comprendió que la multiculturalidad social es el principal activo del país, así como ocurre con la diversidad en Coca-Cola. Desde su posición como Gerente General, se comprometió con la reducción de la brecha de género, tanto al interior de la Compañía (75% de los colaboradores son mujeres), como a través de los programas externos (5by20 busca empoderar a cinco millones de mujeres en el Perú y el mundo). Pero Evangelina cree que la diversidad va mucho más allá.

“Nosotros, como Coca-Cola, preferimos verlo no solo como una cuestión de equidad de género. Optamos por hablar de la inclusión de los diferentes ecosistemas que coexisten en la sociedad. Solo así conseguiremos construir un mundo mejor”, aseguró, luego de compartir el spot de la marca principal de la Compañía, The Wonder of Us, transmitido durante el Super Bowl 2018. Así como en el video se resalta la importancia de cada individualidad en un mundo diverso, Evangelina hizo lo propio durante su presentación.

Para la Gerente General de Coca-Cola Perú, impulsar la diversidad más que una obligación moral es una apuesta por la convivencia en beneficio de todos. El programa a favor del agua en Oxapampa, con apoyo de las comunidades; la campaña Un Mundo Sin Residuos, para lograr reutilizar el 100% de los envases comercializados al 2030; y la iniciativa 5by20, en beneficio de millones de mujeres, parten de una misma convicción. “En todos los casos se trata de encontrar el factor común entre todos los involucrados para hacer la diferencia. Por eso, más que inclusión de género, se trata de inclusión de pensamiento”, sostuvo.

Empresas inclusivas, empresas competitivas

El I Foro de Diversidad fue inaugurado por Zaira, una adolescente tumbesina, integrante de la campaña #NiñasConIgualdad de la ONG Plan International. Aldo Defilippi, Director Ejecutivo de AmCham Perú, destacó su participación como un acto simbólico alineado al esfuerzo de inclusión de organizaciones como Coca-Cola, Scotiabank, Adecco, PwC y Sodexo, empresas invitadas a compartir sus experiencias en el evento.

“Las empresas tienen que ver la diversidad como una mejora para su competitividad y productividad, y no como una imposición por parte del gobierno con leyes que exijan cuotas de personas de diferentes géneros, etnias o preferencias sexuales. Creemos que esta diversidad es algo que las empresas tienen que apreciar por sí misma al ser conveniente para todo el país”, aseguró Aldo.

Lizet Campos, Coordinadora de Plan International, se mostró convencida de que la presencia de Zaira es un síntoma saludable de un cambio de paradigma en el mundo empresarial. “Desde nuestra labor siempre promovemos que las empresas abran sus puertas a la inclusión y la diversidad porque eso les permite mejorar el desempeño laboral y el clima organizacional entre sus trabajadores”, aseguró, no sin antes felicitar a Coca-Cola por haber participado en la cesión de poder de este año.

Desde su experiencia como buscador de talentos en el área de recursos humanos, Nelson Montoya, Gerente General de Adecco, cree que el camino es uno solo: apostar por la diversidad. “A compañías más diversas, mejores resultados económicos. Eso es tangible en el incremento de las ventas y en la rentabilidad. Por eso, cada vez más empresas se están sumando a esta iniciativa, que ya es megatendencia a nivel mundial”, afirmó.