En la Compañía Coca-Cola seguimos evolucionando para convertirnos en una Compañía Integral de Bebidas. Esto significa que vendemos Coca-Cola, por supuesto, pero también mucho más.

Hoy, hemos dado otro paso importante en ese camino.

Coca-Cola alcanzó un acuerdo definitivo para adquirir Costa Limited, que tiene su sede en el Reino Unido y operaciones en gran parte de Europa, África, Medio Oriente y Asia Pacífico. Sujeto a la satisfacción de las condiciones de cierre habituales, esperamos que la transacción se termine de concretar en la primera mitad de 2019.

¿Por qué Costa? ¿Y por qué ahora?

Comencemos con la pregunta más simple, que es ¿por qué ahora? Porque el café nos ayuda a entrar en el mundo de las bebidas calientes. El café es una de las categorías de bebidas de más rápido crecimiento en el mundo, con una tasa anual del 6 por ciento. También es una categoría con muchos elementos diferentes, desde expendedoras hasta cafeterías, café tostado y molido, instantáneo y en cápsulas.

En resumen, el café es un gran negocio con muchos formatos. También es un negocio notablemente fragmentado. Ninguna compañía en el mundo tiene una fuerte presencia en todas las partes que componen el negocio del café. Y eso incluye a Coca-Cola. Tenemos grandes marcas, como nuestra línea de café de Georgia lista para tomar en Japón, pero Coca-Cola no tiene una cartera amplia y global en esta categoría en crecimiento.

En la actualidad, con el crecimiento del café y las bebidas calientes, es vital que Coca-Cola invierta seria y significativamente en la categoría, porque esto es lo que se debe hacer para poder seguir dando a nuestros consumidores las bebidas que desean y a su vez ayudar a nuestros clientes.

Entonces, ¿por qué Costa? Porque Costa es una buena opción -y la mejor manera- para que Coca-Cola sume una plataforma mundial de café que complemente nuestro sistema ya existente.

Permítanme ser muy claro acerca de por qué uso la palabra "plataforma" y no "marca". Una plataforma significa que Costa no es solo una cosa. No es solo una marca. No es solo una operación minorista. No es solo una operación de venta minorista. No es solo un tostador de café.

Una plataforma es todo eso y mucho más. Costa es una plataforma que incluye  una gran cadena de suministro de café, un tostador de clase mundial, una fuerte presencia minorista y un gran sistema de venta. Costa tiene una fuerte presencia en muchos países y en muchos canales de distribución clave del negocio del café.

Y sí, es una gran marca. Sé que muchas personas no están familiarizadas con Costa, especialmente si viven en América del Norte y del Sur, donde Costa no forma parte del mercado. Pero Costa tiene un lugar destacado en el mercado del Reino Unido, donde es la principal compañía de café.

Por lo tanto, al adquirir Costa, Coca-Cola sumará una huella comercial en distintas partes del mundo.

Hay un par de elementos muy valiosos aquí. Las tiendas minoristas son importantes para las ventas, por supuesto; pero también son fundamentales en la construcción de una marca que pueda tener éxito incluso más allá de sus propias tiendas, como en los canales de consumo inmediato.

Costa tiene un nuevo sistema basado en espresso llamado Costa Express. Ya hay más de ocho mil máquinas en el mercado. Vemos una oportunidad para expandir este sistema en canales de consumo y experiencia inmediatos.

Costa tiene una gran opción de granos tostados y molidos para restaurantes y cafés. El sistema Coca-Cola tiene un enorme alcance en muchos canales, y vemos un gran potencial para expandir y ofrecer estas soluciones de café Costa de alta calidad a nuestros actuales clientes. Esta gran capacidad que ofrece el café también nos permitirá expandir las ofertas en el hogar.

Finalmente, Costa ofrece grandes oportunidades en bebidas listas para tomar. Coca-Cola ha embotellado y enlatado cafés en algunos mercados, por ejemplo el café de Georgia en Japón. La marca Costa tiene un gran potencial para la expansión en café listo para beber en muchos mercados a nivel mundial.

Así, Coca-Cola y Costa tienen negocios notablemente complementarios. Costa ofrece a Coca-Cola las mejores oportunidades para crear valor en el café. Podemos estar mejor juntos.

Esta no es una adquisición en la que busquemos opciones para ahorrar costos en el negocio. Estamos adquiriendo Costa para hacer crecer el negocio y nuestra participación en esta categoría.

Para mí es muy importante que dejemos que Costa sea Costa. Operaremos Costa con nuestro exitoso modelo conectado, pero no integrado dentro de Coca-Cola. Costa es un negocio muy diferente para nosotros y queremos que los actuales empleados de Costa, desde los ejecutivos en el Reino Unido hasta los baristas en tiendas de todo el mundo, estén seguros de que respetamos y valoramos su experiencia.

Estos son tiempos de cambios notablemente rápidos en nuestra industria. Estoy entusiasmado con Costa porque puede ayudar a que Coca-Cola sea aún mejor: en conjunto, Coca-Cola y Costa darán otro gran paso como compañía integral de bebidas.

James Quincey es Presidente y CEO de The Coca-Cola Company.